Translate a Post

No translation yet

Show Translating Help Box

Spanish post from 14yMedio by 14yMedio

El encargado de la prensa extranjera en Cuba entra en la lista de los represores





Caption: Alberto González Casals (derecha), durante una visita a las oficinas de EFE en Madrid, en 2019, junto al entonces director de la agencia, Fernando Garea. (Minrex)



14ymedio, Havana, 13 January 2022 -- Alberto González Casals, director del Centro de Prensa Internacional cubano (CPI), ha sido incorporado por la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FDHC) en su base de datos de represores.



En un comunicado emitido este jueves, la organización con sede en Miami detalla que han incluido a González Casals como "represor de cuello blanco" y como "represor de exportación".



Lo primero, por ser "responsable directo de ejecutar las órdenes del Ministerio del Interior respecto a la retirada de credenciales para trabajar en Cuba a los periodistas de la agencia española EFE", y lo segundo, "por haber formado parte de la intervención de Cuba en Venezuela, contribuyendo a que La Habana reorganizara a su favor los servicios de inteligencia y contrainteligencia de ese país".



También detallan que González Casals, responsable dentro del Ministerio de Relaciones Exteriores de la prensa extranjera desde 2017, es un teniente coronel de la Dirección de Inteligencia que ha trabajado "con cobertura diplomática en países como Angola, Venezuela y Estados Unidos".



La Fundación recuerda que el pasado 13 de noviembre fueron citados al CPI cinco miembros de la agencia para retirarles el permiso, con el argumento de que EFE "había puesto su línea editorial al servicio de la contrarrevolución".



Lo que molestó al Gobierno cubano fue en realidad, a juicio de la FDHC, que la agencia española, "cumpliendo con sus obligaciones de objetividad periodística, había cubierto las históricas protestas del 11 y 12 de julio en Cuba y estaba ya cubriendo los preparativos de la marcha que había sido convocada para el 15 de noviembre".



La ONG asevera que las represalias contra EFE forman parte del "apagón informativo" impuesto por el régimen después de las manifestaciones del 11J. "El bloqueo informativo incluye más censura sobre los medios oficiales, presiones adicionales sobre los corresponsales extranjeros acreditados en Cuba y más represalias contra la prensa independiente", señaló la Fundación, a lo que suma cortes selectivos o totales del servicio de internet dentro de la Isla.



"El CPI, en la mejor tradición estalinista violatoria de los convenios internacionales de derechos humanos, filtra a los periodistas extranjeros y descarta la acreditación de los que considere críticos", asevera el comunicado. "Requiere para realizar trabajo periodístico en Cuba una visa D-6 que puede suspender, revocar o no prorrogar, incluyendo la expulsión del país del corresponsal si considera que este ha realizado 'acciones impropias o ajenas a su perfil y contenido de trabajo, así como cuando se considere que ha faltado a la ética periodística y/o no se ajuste a la objetividad en sus despachos'".



La Fundación denuncia esta estrategia del Gobierno de Díaz-Canel, al tiempo que espera "que EFE no se pliegue a ella ni cierre su presencia en Cuba".



Hace unos días, la base de datos de represores había sido actualizada con los nombres de una decena de fiscales, además de una jueza, participantes en los juicios a los manifestantes del 11J, que concluirán mañana en varias ciudades del país.



If you would like to sign your translation, add your name to the others (if any) in the box below. Please make sure it says: "Translated by:" in front of the names

Check this box if you want other people to HELP FINISH this translation, or SOLVE PROBLEMS in it.


Type what you see in the image (without spaces)