Translate a Post

Show Translating Help Box

Spanish post from Sin Evasion by Miriam Celaya

Solidaridad con Rafael

Por estos días está circulando en la web una carta abierta que escribiera el cineasta Ismael de Diego, dirigida a Camila Vallejo, la estudiante comunista chilena que visitó recientemente Cuba invitada por la Unión de Jóvenes Comunistas. Por supuesto, los cubanos desconocemos la fuente de ingresos de esa organización, que se permite costear invitaciones a extranjeros, pero ahora este comentario no va de eso… En el fondo sabemos que el costo va sobre nuestras espaldas.



Yo suscribiría cada punto de la carta de Ismael, e igualmente firmaría con todo convencimiento la que reproduzco hoy en este espacio y que quiero compartir con ustedes. El documento de referencia es también una carta abierta, pero dirigida al General Raúl Castro, dizque presidente de Cuba (la minúscula es intencional), por parte de un médico cubano residente en Canadá, lector habitual de este blog, que me la hizo llegar vía e-mail. Como ya antes él la había publicado en Facebook, asumo que no tomará a mal que yo la publique aquí. Pienso en todo caso que es bueno divulgar todos los atropellos y humillaciones a que estamos sometidos los cubanos de adentro y afuera de Cuba, para horadar y destruir la falsa imagen de justicia, democracia y generosidad del gobierno cubano.



Al doctor Rafael Angel González Pupo no le permiten entrar a la Isla, al empresario Carlos Saladrigas sí. Rafael solo quiere visitar a sus padres ancianos, no pretende invertir dinero? Y conste, que apoyo con todas mis fuerzas la entrada de todos los cubanos a Cuba… Y también la salida. También por estos días ha estado en Cuba el espía René González, en régimen de libertad  controlada, mientras miles de cubanos emigrados se han visto imposibilitados de visitar a sus familiares en Cuba a lo largo de los años? El terrible Imperio le permitió salir de Estados Unidos por razones humanitarias.



Hace un tiempo publiqué otra carta similar a la de Rafael, la de un médico llamado Osmel. No me cansaré de denunciar estos hechos y considero una obligación ciudadana multiplicar nuestros reclamos contra los abusos del gobierno, aunque está claro que apelar a razones humanitarias a un régimen como el cubano es esperar demasiado.



Pido, pues, disculpas a Rafael por haberme tomado la libertad de exponer su caso, pero es mi manera de hacerme solidaria con él. He respetado la estructura, gramática y ortografía del original que me envió. Sobre todo les agradezco a él y a Ismael de Diego por hacer valer sus voces y hacerlo de manera pública y fundamentada: me llenan de esperanzas por la Cuba que sueño. Ojalá todos los cubanos de acá y de la diáspora se decidieran a hacer lo mismo. Cada vez es más criminal callar: no seamos parte de la conjura.



He aquí la carta de Rafael:



Toronto, Marzo 21 de 2012



Sr. Raúl Castro Ruz.



Presidente del Consejo de Estado y de Ministros.



De Dr. Rafael Ángel González Pupo. Ciudadano cubano residente en el exterior.



Asunto. Situación de entrada al país por Razones Humanitarias.



Distinguido presidente:



Le escribe el Dr. Rafael A. González Pupo graduado con honores y como alumno de excepcional rendimiento académico en 1994, especialista en cirugía general y en cirugía cardiovascular. Ejercí como tal en el Hospital Hermanos Ameijeiras desde 1999 hasta 2007. En ese año vine a Canadá a un entrenamiento de cirugía cardiaca, completamente costeado por la Universidad de Toronto y en el 2009, al concluir el curso decidí no retornar a Cuba. Mi motivo? Emigración económica, como la de tantos cientos de miles de cubanos que hoy suman 1.5 millones viviendo en el exilio. Exilio que una vez era el peor castigo para los cubanos que emigraban o los desterraban por razones políticas y hoy se ha convertido en el mayor anhelo de nuestros mejores ciudadanos….asfixiados y desilusionados.



En Cuba tenía un salario equivalente a 20 CUC y con ese dinero me era imposible mantener nuestra familia y a mis padres de 90 años cuyo único ingreso era una sola chequera de 100 pesos al mes y esta situación se me hizo insostenible.



De acuerdo a las obsoletas, rígidas, inhumanas y anticonstitucionales leyes migratorias vigentes, me han denegado la habilitación del pasaporte para entrar a Cuba, mi país, el país de todos los cubanos y no la isla privada de la casta en el poder.



Ante tal negativa, el excelentísimo Sr Raúl Delgado Concepción, cónsul de la Republica de Cuba en Toronto me explico que mi familia podía iniciar los trámites para un permiso de entrada por razones humanitarias el cual se gestiona en casos de enfermedad grave o fallecimiento de un familiar cercano.



Mi madre falleció hace un año y mi padre anciano de 94 años de edad se encuentra muy enfermo. Tiene neoplasia de próstata, cardiopatía Isquémica, aneurisma de seno de Valsalva, glaucoma bilateral con pérdida de visión de un ojo y por supuesto un cuadro ansioso depresivo severo porque desea verme a mí, su hijo, antes de morirse. Siguiendo vuestras regulaciones migratorias mi familia inicio estas gestiones en Junio de 2011.



Durante nueve meses visitaron esas instancias en Holguín, donde se entregaron los documentos y en Inmigración Nacional y les informaron que se había elevado a otros niveles para su valoración, e inclusive que tuviéramos mucha paciencia porque esos trámites se demoraban hasta un año. Lógicamente, les hemos contestado que en este tiempo el enfermo puede fallecer y la respuesta ha sido que ante esta situación tenemos que llevar el Certificado de Defunción. Nos preguntamos si estos trámites llevan implícito una demora tan larga a propósito de prolongar el sufrimiento ajeno a Uds. Qué objetivo tiene hacer estas gestiones que son creados por el mismo organismo para crear falsas expectativas si al final no se resuelve nada? Que tienen de humanitarios?



En el día de hoy, Marzo 21 de 2012, mi familia visito Inmigración Nacional y les informaron que está DENEGADA MI ENTRADA AL PAÍS, con fecha 14 de Marzo. Al preguntar cuales son las razones les explicaron que es por mi condición de médico “desertor” y que solo llevo tres años como emigrado. Me pregunto dónde está la humanidad de Uds. Y cuál es la alevosía contra los médicos emigrados si son Uds. los que nos han forzado a tomar esta decisión.



Seguimos sin entender tan desagradable situación. En más de una ocasión Ud. particularmente, al referirse a este álgido tema migratorio ha señalado que las regulaciones actuales cumplieron su objetivo en décadas anteriores y que fueron establecidas por razones muy diferentes a las actuales y que se está analizando la posibilidad de hacer algunos cambios al respecto. Cuando ocurrirán esos prometidos cambios?



Quiero significar algunos de los artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, promulgada el 10 de diciembre de 1948 por las Naciones Unidas, todos violados por Uds. en este caso particular y masivamente contra el pueblo de Cuba. Hay muchos más.



-Articulo 9: Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.



-Articulo 12: Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.



-Artículo 13: Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.



-Articulo 16.3: La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.



-Articulo 18: Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.



-Articulo 19: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.



-Artículo 22: Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.



-Articulo 23.3: Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social.



Soy un desertor? Ese calificativo lo encuentro muy inapropiado. Sabiendo que Cuba es signataria de esta declaración universal decidí establecer mi residencia en el extranjero. Si Cuba firmo estos acuerdos, por que entonces me califican tan despectivamente. Por que tenemos que sufrir el maltrato y violaciones que estamos padeciendo?



A caso en mi Cuba las resoluciones que dicta un Ministro están por encima de la constitución y de los DERECHOS que organizan la vida en el mundo civilizado? Derechos que Cuba reconoce. Yo no he traicionado a nadie. Yo no soy un gusano. Pensar diferente no es un delito, es un derecho. Si soy ciudadano cubano por que necesito un permiso de entrada? Por que no pude ir al funeral de mi madre? Como es posible que me nieguen el permiso de entrada por razones humanitarias para visitar a mi padre anciano y enfermo y llorar sobre la tumba de mi madre fallecida hace un año?



No entiendo cómo es posible que el gobierno mas “horrendo y despiadado de mundo” –según Uds. EE.UU- haya autorizado al héroe y espía convicto bajo libertad condicional René González, para que visite a su hermano enfermo en Cuba y Uds. “paradigma de los derechos humanos” no me permitan ver a mi padre.



Yo no he cometido ningún acto de agresión contra Cuba. Solamente quise proveer a nuestra familia y a mis padres de los recursos elementales que no podía adquirir con un salario simbólico. El salario simbólico de casi 12 millones de cubanos a 54 años de post revolución.



Pienso que las cuestiones políticas no deben ser mezcladas con las cuestiones puramente humanitarias. Pienso que Uds. han establecido un régimen tan férreo e inhumano que se han olvidado de las verdaderas razones HUMANAS por las cuales hicieron la Revolución. En aras de mantenerse en el poder a toda costa, se han traicionado a Uds. mismos y lo peor, han traicionado a nuestro pueblo. Uds. son como Saturno que devoran a sus propios hijos, y vuestro destino será el mismo de todos los regímenes totalitarios, la desaparición. Mírense en el espejo de Libia, Siria, Egipto. Que esperan para cambiar? No se dan cuenta que el pueblo sufre, carece, agoniza? Uds. han creado un monstruo que nos devora, nos asfixia pero lo peor es que perdieron el control de su propio Frankestein.



Nuestro alegato es el mismo. Es la historia la que nos absolverá …….de Uds.



Con la mayor decepción del mundo y orando a nuestro señor Jesucristo por una Cuba mejor, en vuestra ausencia:



Dr. Rafael Ángel González Pupo



Si vous souhaitez signer votre traduction, ajoute

Cochez si vous voulez que les gens pour aider á la traduction ou la révision de votre

  Tapez ce que vous voyez dans l'image (sans espaces) 

Spanish post from Sin Evasion by Miriam Celaya