Translate a Post

pas de traduction pour le moment

Show Translating Help Box

Spanish post from Por el ojo de la aguja by Rebeca Monzo

Creyentes y no creyentes.



Foto AFP



Según los narradores oficiales nuestros, la Plaza Antonio Maceo de Santiago de Cuba, al igual que las calles de esta ciudad, estaba llena de “creyentes y no creyentes”, que acudieron a  la misa y al recibimiento del Santo Padre respectivamente. Todo el tiempo la radio y la televisión cubanas, estuvieron haciendo hincapié, así como las figuras públicas, en esta denominación, tan repetida como  una consigna: Creyentes y no creyentes. ¿Acaso no sería mejor decir católicos y no católicos ó católicos y pueblo en general?



Segura estoy, que entre las multitudes  reunidas en la plaza, que acudieron tan “cívica” y organizadamente, había de todas las ideologías, más aún tratándose de un pueblo que profesa tan diversas creencias o religiones: Católicos, protestantes, cristianos, budistas, santeros y otras. Cabe pensar entonces, que durante todos estos años las plazas cubanas se han llenado con multitudes de creyentes en la revolución y de no creyentes en ella que, por pertenecer a centros de trabajo y/o estudios, se han visto “motivados” a acudir disciplinada y “cívicamente” a dichas concentraciones. Si es válido para lo uno, es valido también para lo otro. Al menos eso creo yo.



Hablar de civismo en un país donde la doble moral es casi una institución, me parece demasiado impropio. Esta es inculcada a nuestros hijos, desde la temprana edad en que empiezan a ir a la escuela: “Mi vida no vayas a decirle a la maestra lo que hablamos aquí” ‘o  “mi niño, no se te ocurra decirle a tus amiguitos que hoy comiste carne” ¿Es cívico un pueblo que miente reiteradamente para sobrevivir y además niega a familiares y amigos desafectos al régimen para no ser señalados?



¿Acaso es  cívico colgar nuestra enseña nacional en ventanas balcones y tendidos eléctricos por fechas como el 28 de septiembre, el 13 de agosto  y otras que no tengan nada que ver con la significación de la bandera, y dejarla además en esos lugares durante días, expuesta al sol, la noche, la lluvia y el viento? ¿Es eso civismo?



Deberíamos tener un poco más de cuidado y respeto a la inteligencia ajena, al usar indiscriminadamente ciertos y determinados términos en medios tan masivos como la televisión, que tanto influyen en la población. Estos deberían utilizarse para educar, y difundir cultura, nunca para confundir.



Si vous souhaitez signer votre traduction, ajoute

Cochez si vous voulez que les gens pour aider á la traduction ou la révision de votre

  Tapez ce que vous voyez dans l'image (sans espaces) 

Spanish post from Por el ojo de la aguja by Rebeca Monzo