Translate a Post

No translation yet

Show Translating Help Box

Spanish post from Somos+ by Somos+

Noticias del fin de semana







Foto tomada de Granma. 



Por: Germán M. González



Dos sucesos interesantes: en el suplemento “Economía con tinta” (Granma, Octubre/27) y la noticia sobre nuevas medidas para la “actualización” de la política migratoria.



En el suplemento del órgano destaca que el número de participantes, firmas y países en la Feria Internacional de La Habana está estancado en el mejor de los casos y en otros en descenso; los números del plan de inversiones son ridículos en relación con la necesidad de un país cuyo patrimonio se defenestró y el restante se encuentra obsoleto en su mayor parte; la tasa de inversión es el 50% de la necesidad estimada muy austeramente y la participación extranjera irrisoria.



Adicionalmente, la política inversionista no parece pensada para el desarrollo cuando:



Se mantiene la media de salarios y pensiones (740 y 279 pesos respectivamente(1)) en proporciones ridículas en relación a la pérdida de valor de la moneda acumulada desde 1960:



3,22 USD del 2016=1 USD de 2060(2) y un peso=un USD (3).



Actualmente 25 pesos por USD (3).



Por tanto, 80,5 pesos de hoy compran por uno de 1960, el salario mínimo de 50 pesos mensuales en esa época equivale a $4,025 actuales, 544% del salario medio del 2016 (4).



Con esa capacidad adquisitiva imposible invertir con destino al consumo popular.



Servicio empresarial, inmobiliaria y de alquiler significan el 28% de la construcción estatal y Administración Pública, Defensa y Seguridad Social el 15,6%, entre ambas actividades acumulan el 43.6% al cierre del 2016(1).



Contradictoriamente actividades estratégicas para el desarrollo, como agropecuaria, silvicultura y pesca (4.2%); minas y canteras (1,4%); agroindustria azucarera (2,1%); industria (5,0%); hoteles y restaurantes (2.8%) muestran insignificante porcentaje del total de inversiones (1); esperemos futuros decrecimientos, dada la obsolescencia del Patrimonio.



Dentro del lúgubre panorama inversionista destaca el tema de la vivienda:



Se publicó en Granma (Octubre/20) la recuperación del 80% de las viviendas en Santiago ¡Cinco años de Sandy!



La secretaria del partido&gobierno en Pinar en discurso el 26 de julio dijo que allí faltan 12 mil viviendas por recuperar ¡Nueve años de Gustav!



En el año 2016 se terminaron 22 mil viviendas en el País (1) (la menor cantidad desde 1990), según el último censo a ese ritmo se necesitan casi 40 años para suplir el déficit, ciclones aparte.



En cuanto a la flexibilización de la política migratoria recordar que en los años 80s pasados comenzaron a llegar los gusanos convertidos en mariposas de alas de verdes con los Padres Fundadores estadounidenses grabados. En esos momentos Cuba suspendía los pagos de una deuda externa de 8 mil millones de dólares con países capitalistas y la deuda con una URSS ya renqueante superior a 32 mil millones de dólares debió comenzar a pagarse en 1986 (1). Nada casual, todas las “flexibilizaciones” que se han adoptado buscan beneficios financieros: un ápice de humanidad resulta un daño colateral.



Ahora, como antes, se busca captar dinero de los migrantes y sus descendientes, antes gusanos, traidores, apátridas… Pero sobre derechos políticos, comunes a los migrantes del mundo entero, o la posibilidad de invertir en su país de origen -fomentado hasta por chinos y vietnamitas- nada, se continúa en  línea con la dinastía Kim y su búnker artillado.



Los cierto es que el reconocimiento de esos derechos inalienables para cualquier ciudadano del mundo son quimeras para los nacidos en esta Isla, donde estén y por las razones que sea, pues se pondría en peligro el ciclo de auto reelección ilimitada que el sistema político cubano calcado del soviético garantiza.



Hasta que los cubanos, donde se encuentren, no recuperen los derechos ciudadanos elementales, como elegir a sus gobernantes e invertir en sus País sin discriminaciones como la vergonzosa Ley para la Inversión Extranjera, Cuba seguirá marchando hacia el abismo y de no parar ¡ya! hasta la pérdida de la nacionalidad.



Ratificando lo dicho: Cuba descendió en un lustro del lugar 51º al 64º en el Índice de Desarrollo Humano, cierre 2015 (5) ¿Hasta cuándo?



Anuario Estadístico de Cuba.



EEUU: Semblanza Económica. Financial Times, Junio del 2015



Banco Nacional de Cuba (CADECA).



Cálculos del autor según datos expuestos.



Informe Desarrollo Humano, PNUD (Marzo/2017)



If you would like to sign your translation, add your name to the others (if any) in the box below. Please make sure it says: "Translated by:" in front of the names

Check this box if you want other people to HELP FINISH this translation, or SOLVE PROBLEMS in it.

  Type what you see in the image (without spaces) 

Spanish post from Somos+ by Somos+