Translate a Post

Es gibt noch keine Übersetzung

Show Translating Help Box

Spanish post from Las Leyes de Laritza by Laritza Diversent

La Aduana de Cuba decomisa envíos postales a disidentes



En los últimos tiempos, a cubanos que públicamente disienten del gobierno les han sido decomisado bultos postales procedentes del exterior. La Aduana Postal y Envíos, entidad perteneciente a la Aduana General de la República, viene aplicando a disidentes un filtro de incautación para despachos remitidos en el extranjero.



Pongo de ejemplo mi caso. En menos de dos meses, me han decomisado dos envíos provenientes de los Estados Unidos. El más reciente se me notificó el 13 de agosto, por medio de la Resolución de Decomiso No. 1209 de 29 de julio de 2010 y un Acta de Retención y Notificación, ambos documentos firmados por Danny Samada Rivero, inspector de Control de Aduana.



Si te pasa una vez, puede tratarse de una casualidad. Una segunda vez podría verse como ensañamiento. Pero si a otras personas con tus mismas inquietudes políticas les ocurre lo mismo, entonces se trata de una estrategia estatal. Una forma sutil de castigar a quienes se atreven cuestionar el sistema.



No hay dudas, la medida administrativa tiene un trasfondo político. En la lista de afectados figuran Yoani Sánchez, Silvio Benítez, Dania Virgen García, Ubaldo Manuel León, Yusnaimy Jorge, Aini Martín, Vladimir Alejo y Julio Beltrán Iglesias, entre otros opositores.



Según el inspector Samada Rivero, el contenido del paquete a mí dirigido, ”atentaba contra los intereses generales de la nación”. Dispuso su decomiso aparándose en la Resolución No. 5-96, del jefe de la  Aduana General de la República. Para la primera confiscación, el 8 de junio, aplicaron la Resolución de Decomiso No. 978. En aquella ocasión, Raimundo Pérez García, inspector de Control de Aduana, incautó la partida, argumentando las mismas razones.



La Resolución No. 5 de la  Aduana General, vigente desde 1996, permite la aplicación dentro del territorio nacional, del Convenio  Internacional sobre la represión de la circulación y tráfico de publicaciones obscenas. Y prohibe el envío de “cualquier objeto cuyo contenido sea considerado contrario a la moral y las buenas costumbres o que vayan contra los intereses generales de la nación”. Además, dispone que los productos decomisados sean entregados al Ministerio del Interior.



En las dos resoluciones que me fueron aplicadas, los inspectores Pérez García y Samada Rivero, omitieron explicar de qué modo los artículos importados “afectaban los intereses generales de la nación”. El contenido de los dos paquetes decomisados ha sido similar: MP3, cámara fotográfica, lápices, bolígrafos, sacapuntas, libretas, crayolas, globos, jabones de tocador, máquinas desechables de afeitar, desodorantes, esparadrapo, cepillo y pasta dental. Productos en venta en comercios estatales y tiendas recaudadoras de divisas en la isla.



A fines del mes de julio, interpuse recurso de apelación ante el jefe de Aduana Postal y Envío, solicitando la anulación de la primera resolución de decomiso. Con fecha 17 de agosto, se me notificó la Resolución de Apelación No. 231 de 2010, que declaraba sin lugar mi pretensión.



El funcionario, Raúl Gómez Badía, máxima autoridad del organismo actuante, consideró correcta la medida aplicada por el inspector Pérez García. Agotada la vía administrativa, mi próximo paso será hacer valer mis derechos ante los tribunales.



Aunque tal vez “la nueva ofensiva aduanal”, tenga otro objetivo. Destruir los tibios intentos por restablecer las comunicaciones entre Cuba y Estados Unidos. Los productos que me decomisaron fueron remitidos desde el país norteño a través de la agencia Servicio Postal Universal, de la Oficina de Cambio Internacional.



El 17 de septiembre de 2009, representantes cubanos y estadounidenses iniciaron en La Habana conversaciones con vistas a la reanudación del servicio directo de correos. Al término del encuentro, celebrado con gran secretismo, la delegación de Cuba hizo pública una declaración.



La mayoría de los cubanos, valga aclarar, no tiene una buena opinión sobre los servicios aduanales, sobre todo en los aeropuertos. Una muestra de ello es el video Abusos en la Aduana de Cuba, del reconocido compositor y cantante Cándido Fabré.



Laritza Diversent



Wenn du deine Übersetzung unterschreiben willst, trage deinen Namen bei den anderen Namen (wenn es welche gibt) unten ein. Achte bitte darauf, dass: "*Übersetzt von:" vor dem Namen steht

Hier klicken, wenn du möchtest, dass dir jemand bei der übersetzung hilft oder dass sie überprüft wird

  Schreibe, was du in dem Bild siehst (ohne Leerzeichen) 

Spanish post from Las Leyes de Laritza by Laritza Diversent