Translate a Post

No translation yet

Show Translating Help Box

Spanish post from 14yMedio by 14yMedio

La prensa oficial publica detalles de un robo en un central de Artemisa el año pasado



Unas 12 personas, distribuidas en dos grupos, robaron dos toneladas de azúcar que trasladaron en un camión de la propia empresa



caption - El central Harlem de Bahía Honda, en Artemisa


14ymedio, Havana, 4 July 2024 -- La prensa oficial desempolvó este jueves un robo ocurrido el año pasado en el central Harlem, ubicado en el municipio artemiseño de Bahía Honda. Unas 12 personas, distribuidas en dos grupos, robaron dos toneladas de azúcar que trasladaron en un camión de la propia empresa. Tras su captura y juicio por el delito de robo con fuerza, fueron sentenciados a pasar entre ocho y 18 años de cárcel.

Para lograr llevarse el “preciado producto”, los ladrones sobornaron a dos custodios –con 10.000 y 13.000 pesos, respectivamente– y sacaron el azúcar en dos viajes durante la misma noche. Los custodios, acusados de cohecho, no fueron encarcelados pero sí expulsados del central e impedidos de trabajar en el sector azucarero –o en un empleo similar– durante los próximos 18 años. Además, al grupo de ladrones se les confiscó, tras un registro, 30.890 pesos.



La “arqueología” de delitos pasados y no informados en su momento, una práctica cada vez más frecuente en los medios del régimen, tiene un objetivo ejemplarizante en medio de la crisis actual. Su moraleja –esta vez firmada por el propio Fidel Castro–: si los cubanos no tienen “un poco de vergüenza” y roban instituciones estatales, la Policía y la Justicia sabrán qué hacer.



[[Los custodios, acusados de cohecho, no fueron encarcelados pero sí expulsados del central e impedidos de trabajar en el sector azucarero]]

Además, la nota de El Artemiseño invita a los lectores a la “alerta oportuna” a las autoridades cuando detecten anomalías en las empresas estatales, aunque, reconocen en una prosa condescendiente, que “a veces podemos flaquear”. El texto no esconde que no pretende informar –un año después– sobre el delito, sino servir de advertencia a un lector concreto: “quienes de forma voluntaria eligen servir y proteger los recursos de la economía”.



Aunque la nota no revela en qué momento del año ocurrió el robo, la situación del sector azucarero en la provincia durante 2023 fue desastrosa. Tras una “zafra con sabor amargo” –las palabras son de El Artemiseño–, entre ineficiencias e incumplimientos solo se logró moler el 58% de la caña prevista y la producción fue de 8.306 toneladas, el 44% del plan.



Los directivos se sumergieron entonces en numerosas “reuniones de análisis” para determinar las causas del fracaso, del cual culparon a la mediocre arrancada de los centrales, las deudas y los pocos empleados de las fábricas, además de la interminable crisis de combustible.



La situación no ha mejorado. Este junio, la prensa oficial informó que uno de sus centrales insignia, el también artemiseño 30 de noviembre, solo había podido moler el 47% de su plan y que los centrales vecinos atravesaban una situación similar. Las quejas, las mismas: “esencialmente, la escasez de combustible y lubricantes que afectó tanto la maquinaria agrícola como el transporte automotor y ferroviario”.



Al margen de la propaganda oficial, la delincuencia ha llegado a un nivel más que alarmante en Cuba y rara vez recibe la atención de la prensa del régimen. El mes pasado, por ejemplo, un centenar de bodegas en Las Tunas fueron saqueadas por ladrones en 2023. En lo que va de año, ya suman 18. Las autoridades de la provincia, que cuentan alarmados los sucesos, no dudaron en enfocarse en las pérdidas materiales y los perjuicios para el Estado, aunque es la población la que claramente se lleva la peor parte.



[[Las quejas, las mismas: “esencialmente, la escasez de combustible y lubricantes que afectó tanto la maquinaria agrícola como el transporte automotor y ferroviario”]]

Según una nota de Periódico 26, de todos los robos que ocurrieron el año pasado en entidades estatales de la provincia, el “botín” de las bodegas representa el 84,7%, con dos millones de pesos reportados de pérdidas. “Por productos, fueron a parar a manos indebidas más de 43.900 libras de azúcar parda y más de 2.900 de refino, 30.000 libras de arroz, 927 litros de aceite, más de 1.000 paquetes de café, 1.180 libras de frijol, compotas, chícharos”, enumeró el diario, que lamenta que los tuneros deban ver esfumarse, “de un porrazo, su canasta básica”.



En febrero, Televisión Cubana contó con sumo dramatismo el presunto robo de 133 toneladas de pollo congelado de la Empresa Comercializadora de Alimentos de La Habana. Unos 30 imputados –11 de ellos en prisión preventiva– estaban, según la Policía, vinculados al hecho. "Puede ser la canasta básica de una provincia mediana", comentaron las autoridades. Entonces, tampoco se le puso fecha al robo, cuyo relato también estuvo cargado de moralejas, pero sobre todo de advertencias.



If you would like to sign your translation, please put your name the box below, preceded by: "Translated by" (As in: Translated by José Blow) You are welcome to translate anonymously. Thank you!

Check this box if you want other people to HELP FINISH this translation, or SOLVE PROBLEMS in it.


Type what you see in the image (without spaces)