Translate a Post

No translation yet

Show Translating Help Box

Spanish post from 14yMedio by 14yMedio

Petición fiscal de seis años de prisión para el padre del joven asesinado por un policía en Santa Clara





Caption: Yosvany Batista Gomez se enfrenta a una pena de seis años de cárcel. (Facebook)



14ymedio, Havana, 2 December 2022 --



Yosvany Batista Gómez, padre de Zinédine Zidane Batista Álvarez, el joven baleado por un agente de la Policía el pasado 1 de julio en el reparto de El Condado, en Santa Clara, será llevado a juicio en la segunda quincena de diciembre por los delitos de desorden público, portación ilegal de armas y atentado. También será juzgado el oficial que asesinó a su hijo, para quien la Fiscalía Provincial solicita la absolución.



En conversación con 14ymedio, Batista, de 43 años, confirmó que, con instrucciones de la Seguridad del Estado, Televisión Cubana manipuló la opinión pública y presentó a su hijo como un delincuente. Las imágenes que circularon en redes sociales, sin embargo, eran inequívocas: el joven Zinedine yacía en el suelo, esposado y herido en el muslo, mientras un policía –que el hombre identifica ahora como el teniente Alexis René Hernández García– lo patea en el abdomen y, finalmente, le dispara en el tórax.



Aquel fue el último episodio de un conflicto vecinal en el cual los agentes de la Quinta Unidad de Policía –la más temida y brutal de Santa Clara– intervino demasiado tarde, y para complicar la situación con más violencia.



Para Batista Gómez, que presenció la muerte de su hijo y quiso socorrerlo, la Fiscalía pide seis años de privación de libertad. Después de recibir una llamada del fiscal militar de guardia y del segundo jefe de la Seguridad del Estado en Villa Clara, el hombre fue informado de que no puede abandonar su hogar ni contar, por teléfono u otra vía, ningún detalle sobre su juicio.



Aún no hay fecha, pero las autoridades le han asegurado que se trata de un juicio conjunto. Del teniente Alexis René Hernández García, cuya identidad no fue revelada en ninguno de los reportes de Televisión Cubana, había trascendido solamente su número de placa: 15388.



La Fiscalía, dice Batista Gómez, describe el crimen cometido por el teniente Hernández García como "homicidio", no como "asesinato". El agente trabaja como chofer en el cuerpo policial y procede del poblado de Calabazar de Sagua, en el municipio de Encrucijada (Villa Clara), asegura.



"El fiscal pide la absolución del policía porque tiene 'buena conducta'", afirma Batista Gómez. "Quieren 'agarrarse' de que yo tengo antecedentes penales, por el delito de incumplimiento del pago de una multa y por el de resistencia. Pero todo eso yo lo cumplí y lo pagué. A mi no se me puede volver a juzgar por eso".



La sentencia a la que aspiran los fiscales es a un año de privación de libertad por desorden público, otro por portación ilegal de armas y cuatro por atentado. "Además, el policía dice que yo 'le fui arriba' con un machete. Eso es mentira, de lo contrario yo no estuviera aquí parado", añade, aludiendo a que el teniente se defendió en todo momento haciendo uso de su pistola reglamentaria.



En el juicio, podría ayudarlo el testimonio de alguna de las muchas personas que presenciaron el asesinato de su hijo. Sin embargo, alega Batista Álvarez, será poco probable que alguien se atreva. "Hicieron mucha presión en el lugar de los hechos", señala. "Muchos pudieran testificar, pero la Seguridad del Estado y los jefes del Ministerio del Interior intimidaron a la gente de El Condado. Los manipularon también con el asesinato. Primero se dijo que había sido una puñalada [lo que mató al joven]. Luego eso se desmintió y aclararon que fue por los tiros".



El hombre ya tiene en sus manos el expediente con los antecedentes penales de su hijo. El resultado: el joven, a diferencia de lo divulgado por Televisión Cubana, no cuenta con ningún delito en su registro. "Quisiera preguntarle al ministro del Interior cómo es que mi hijo es el único delincuente de Cuba sin antecedentes penales", ironiza.



Este viernes, Batista Gómez por fin consiguió una cita con un abogado. Preguntado por este diario sobre la demora para acceder al bufete, el hombre respondió que "no tenía la solvencia económica necesaria para el contrato".



En una entrevista concedida a 14ymedio el pasado julio, Batista Gómez detalló los acontecimientos que condujeron a la muerte de su hijo a manos del teniente Hernández García. Afirmó entonces que las autoridades apenas mediaron en el conflicto vecinal que atravesaba su familia, a pesar de las múltiples denuncias realizadas en la Quinta Unidad.



La disputa se había complicado en los meses precedentes, pues unos ocupantes irrumpieron en la casa donde Zinédine Zidane Batista Álvarez, su esposa y sus hijos se habían instalado tiempo antes, aprovechando la ausencia de su dueño, que "se fue para España y murió alla", y la "disponibilidad" en la práctica del inmueble.



Cerca de las dos de la tarde del 1 de julio, la familia que penetró en la casa agredió a la prima de la esposa de Batista Álvarez. Cuando acudieron a denunciar el hecho, la Policía adujo que no podía hacer nada.



Ante esta respuesta, el joven trató de resolver el conflicto por su cuenta. Instaron a la otra familia a hacerles frente en la calle Rodolfo Valderas, en El Condado, y tras veinte minutos de espera fueron atacados a pedradas por la espalda. "Nos tiraban piedras y nosotros respondíamos también con piedras. Recibí un planazo con un machete y una pedrada en el antebrazo. Cuando llegó la policía, más o menos una hora después de comenzado el conflicto, ya todo era más una pelea verbal", precisó Batista Gómez.



"Los policías no intentaron calmar la situación sino que agudizaron la violencia", que concluyó con el asesintato de su hijo, lamentó. Ni siquiera pudo, entonces, auxiliar a su hijo moribundo, pues la Policía lo alejó por la fuerza.



El propio teniente que mató a su hijo, a quien Batista Gómez comenzó a perseguir luego del suceso, le disparó dos veces a sus pies, pero no acertó. De lo contrario, "no estaría haciendo esta entrevista, sino en el cementerio", afirmó.



If you would like to sign your translation, please put your name the box below, preceded by: "Translated by" (As in: Translated by José Blow) You are welcome to translate anonymously. Thank you!

Check this box if you want other people to HELP FINISH this translation, or SOLVE PROBLEMS in it.


Type what you see in the image (without spaces)