Translate a Post

No translation yet

Show Translating Help Box

Spanish post from 14yMedio by 14yMedio

Explotó el Saratoga, crecieron los reclamos de los clientes y la Empresa de Gas se quedó sin tubos





Caption: "Ahora mismo no podemos hacer reparaciones que necesiten tubos y codos, ni ninguna otra pieza, hasta las mangueras nos faltan", dice un empleado de la Empresa de Gas de La Habana. (14ymedio)



14ymedio, Natalia López Moya, Havana, 21 November 2022 -- La Empresa de Gas Manufacturado de La Habana atraviesa la peor crisis de las últimas dos décadas. Sin tubos, piezas de repuesto y otros accesorios que permitan el mantenimiento de sus redes residenciales, la entidad estatal, perteneciente a la Unión Cuba Petróleo (Cupet), está incapacitada para responder a los reportes de roturas o a las nuevas instalaciones del servicio.



"Esto no empezó ahora, esto lleva mucho tiempo y se veía venir que íbamos a llegar al estado crítico en que estamos ahora", cuenta a 14ymedio un empleado de la Empresa de Gas Manufacturado, que en la capital cubana cuenta con dos plantas productoras: una en la zona industrial de La Habana Vieja y otra ubicada en el municipio de Marianao.



"Ahora mismo no podemos hacer reparaciones que necesiten tubos y codos, ni ninguna otra pieza, hasta las mangueras nos faltan", apunta el empleado que gestiona un vehículo de mantenimiento que, de manera regular, está parqueado cerca de la Calzada del Cerro. "Lo único que estamos haciendo aquí es cortando o sacándole rosca a los tubos que traigan los usuarios".



Virginia Bringas, de 68 años y residente en la barriada de Pueblo Nuevo, en Centro Habana, es una de las clientes afectadas por la falta de insumos de la empresa. "Reporté un salidero que hay a la entrada de nuestro edificio y que lleva así meses. Vinieron los técnicos del gas pero nos dijeron que los vecinos debemos buscar los tubos para hacer la instalación nueva porque ellos no tienen".



En sus reparaciones, la Empresa de Gas Manufacturado emplea fundamentalmente tubería metálica galvanizada [con un recubrimiento de zinc] y con unas medidas de tres cuartos o media. También se necesitan piezas para unir estos tubos, mangueras para conectarlos a las cocinas y contadores de consumo. "Me dijeron que no tienen nada y que también hay problemas con el combustible para mover a los técnicos", lamenta Bringas.



Una llamada al servicio de reportes de averías de la empresa confirma que los plazos entre que se comunica un problema y la posible reparación están tardando más en las últimas semanas. "¿Se trata de un escape de gas por una rotura o porque necesita hacer un cambio en la instalación?", pregunta una empleada al otro lado de la línea telefónica. "Pasaremos el reporte a los especialistas para que hagan las evaluaciones pertinentes".



Si la avería parece urgente, con salidero de gas y peligro para las personas, "entonces se movilizan más rápido pero muchas veces lo que hacen es poner un tapón en la tubería", explica Bringas, quien ya siguió el procedimiento en varias ocasiones. "Cuando llegan y ven el salidero entonces cierran la entrada de gas y se vuelven a ir. Le toca a los vecinos entonces empezar a buscar los tubos para la reparación".



En el mercado informal una tira de cuatro metros de largo de tubo galvanizado cuesta alrededor de 2.000 pesos. En el edificio de Virginia Bringas necesitan tres como esta para "hacer la instalación completamente nueva hacia el interior de los apartamentos porque lo que hicieron hace unos años fue una chapucería: pusieron los tubos a la entrada del edificio y con el paso de la gente se han ido dañando".



Además de los 6.000 pesos que necesitarían para completar la cantidad de tubos, los vecinos de Bringas deben sumar también los gastos de las piezas que unen los trozos de tubería. "Ya hemos sacado cuentas y de 8.000 pesos no baja aunque puede llegar a más. Pero si la empresa no tiene cómo arreglar este problema tendremos que pagar esa cantidad porque de eso depende nuestra seguridad".



Un trabajador de la entidad estatal agrega que la actual crisis llega en un momento en que ha habido "un aumento de las llamadas con reportes de roturas". Según detalla, la explosión del hotel Saratoga, que un reporte inicial señaló como causa un escape de gas, disparó desde mayo pasado el reclamo de los clientes por un salidero u otro tipo de irregularidad en sus instalaciones domésticas.



En aquel momento, una nota informativa de la Empresa informó que había reforzado la atención de los reportes de posibles escapes de gas y completado 15 brigadas con los medios y equipos necesarios para responder ante posibles emergencias. "Pero estamos trabajando prácticamente con las manos porque piezas no tenemos", añade la fuente que conversó con este diario.



La falta de tuberías no afecta solo al suministro de gas manufacturado. Los insumos de la empresa terminaban con mucha frecuencia en el mercado negro y servían lo mismo para levantar una cerca que para hacer soportes de tanques de agua, aparatos de aire acondicionado u otros accesorios que necesitan un metal fuerte y que no se dañe con las lluvias.



Para el trabajador de la empresa queda claro que la envergadura del problema traspasa al acto de poder encender una hornilla y cocinar: "Con esos tubos la gente hacía de todo, pero ya no hay".



If you would like to sign your translation, please put your name the box below, preceded by: "Translated by" (As in: Translated by José Blow) You are welcome to translate anonymously. Thank you!

Check this box if you want other people to HELP FINISH this translation, or SOLVE PROBLEMS in it.


Type what you see in the image (without spaces)