Translate a Post

No translation yet

Show Translating Help Box

Spanish post from Cubalex by

Los hermanos Frank Artola Plasencia y Hillary Gutiérrez Plasencia permanecen en prisión



Junto a cientos de personas inocentes encarceladas por ejercer su derecho a la protesta pacífica: todas deben ser liberadas de manera inmediata y el Estado cubano debe poner un alto a esta práctica represiva.





represión en la protesta del Vedado RAMÓN ESPINOSA AP 


Los hermanos cubanos Frank Artola Plasencia (18 años) y Hillary Gutiérrez Plasencia (26), fueron golpeados y detenidos en la madrugada del 2 de octubre de 2022 por fuerzas paramilitares cubanas durante las protestas de Línea y F en el Vedado habanero. Desde entonces permanecen injustamente encarcelados por el gobierno de la isla. 



En la noche del 1 de octubre los jóvenes se unieron a una manifestación pacífica que exigía libertades y el restablecimiento del servicio eléctrico en la intersección de la avenida Línea y la calle F, en el barrio de El Vedado, municipio Plaza de la Revolución, La Habana. Horas después, el lugar se encontraba rodeado de fuerzas de seguridad con policías uniformados y paramilitares vestidos de civil, según la descripción de los testigos locales. 



Una vez que la protesta se disolvió, las fuerzas gubernamentales iniciaron las detenciones violentas. En los días siguientes también se publicaron fotografías tomadas por corresponsales de Associated Press (AP) que ilustran la violencia ejercida en estos arrestos, donde aparece Frank Artola Plasencia severamente golpeado, quien tuvo que recibir atención médica en el hospital Calixto García.



Artola Plasencia fue golpeado por cinco individuos, hasta que quedó inconsciente y ensangrentado. Presentó  múltiples lesiones en el abdomen, en las piernas y en la cara, incluyendo nariz y labios rotos.   



Posteriormente los hermanos fueron trasladados a la unidad policial de Zapata y C, en La Habana, donde permanecieron recluidos sin poder ver a sus padres hasta el 7 de octubre y por separado, en visitas de apenas diez minutos. Cabe destacar que durante el mes que ambos estuvieron detenidos en la misma estación policial, nunca pudieron verse.



En la primera visita de sus padres, lo que más les llamó la atención fue el deplorable estado físico de Frank Artola Plasencia. Aún mostraba signos muy visibles de la golpiza; su cara todavía magullada e hinchada, laceraciones en el abdomen y múltiples quemaduras por rozamiento en las piernas. Le dijo a su madre que tenía dificultades para dormir debido al dolor. Cuando Hillary apareció en la sala de visitas inmediatamente comenzó a llorar, queriendo saber sobre el estado de su hermano.



Frank y Hillary están acusados de los supuestos delitos de desacato y resistencia, informaron las autoridades a sus padres. Hasta la fecha, la Fiscalía les ha negado varias solicitudes de cambio de medida para esperar sus juicios en casa. También el Tribunal Provincial de La Habana denegó la solicitud de Hábeas Corpus donde se denunció la arbitrariedad e ilegalidad de la detención. 



El 7 de noviembre, más de un mes después de las detenciones, los hermanos fueron trasladados a instalaciones del sistema penitenciario cubano. Hillary Gutiérrez fue trasladada a la prisión de Mujeres de Occidente, comúnmente conocida como El Guatao o Manto Negro; y Frank Artola Plasencia a una cárcel de menores conocida como Jóvenes de Occidente. 



Hasta el momento no se conoce que haya sido abierta una investigación penal contra los perpetradores, quienes fueron denunciados en los escritos presentados ante la fiscalía y el tribunal. De no investigarse, juzgarse y sancionarse a quienes abusaron de su poder y ejercieron la violencia estatal, el Estado cubano seguirá siendo responsable de torturas y malos tratos, por incumplir con sus obligaciones internacionales como la de garantizar la no repetición de estos hechos. 



Sus padres exigen la liberación inmediata de los hermanos. 



Cubalex hace un llamado al Estado a liberar de manera inmediata a todos los manifestantes pacíficos del 11J y de las venideras protestas y a la ciudadanía a continuar denunciando a los represores para luchar contra la impunidad. 



Cronología



Frank Artola Plasencia, estudiante de 18 años y Hillary Gutiérrez Plasencia, de 26 años, madre soltera y trabajadora por cuenta propia, fueron golpeados y detenidos el 2 de octubre de 2022 por fuerzas paramilitares cubanas y desde entonces permanecen injustamente encarcelados por el gobierno cubano. 



El sábado 1 de octubre, aproximadamente a partir de las 21:00 horas, hora local de Cuba, un grupo, compuesto principalmente por vecinos de la zona, se reunió para protestar pacíficamente en la intersección de la Avenida Línea y la Calle F, en El Vedado, municipio Plaza de la Revolución, La Habana. En ese momento, algunos miembros de la prensa extranjera acreditada en Cuba estaban presentes para dar cobertura a los hechos. 



La protesta, según testigos locales y la prensa extranjera, se desarrolló de forma pacífica. Expresadas principalmente a través de cánticos y el golpeo de ollas domésticas, las demandas de los manifestantes se centraron en reclamos de libertad y el restablecimiento del servicio eléctrico, interrumpido con frecuencia desde hace meses. En un momento, alrededor de una docena de funcionarios del gobierno, entre ellos la Secretaria del Partido Comunista de Cuba (PCC) del municipio Plaza de la Revolución, Leira Sánchez Valdivia, y funcionarios de la Asamblea del Popular aparecieron en la escena para encontrarse con los manifestantes y entablaron con ellos una discusión acalorada pero pacífica. Las imágenes muestran el lugar rodeado de fuerzas policiales uniformadas y, lo que los testigos locales describen como fuerzas paramilitares vestidas de civil.



Durante su discusión con los manifestantes, los funcionarios del Gobierno reiteraron el derecho de los manifestantes a protestar pacíficamente, según informaron testigos locales y el corresponsal de CNN en La Habana, Patrick Oppmann. Mientras la protesta se desarrollaba en la intersección de la Avenida Línea y Calle F, a dos cuadras de distancia, en las cercanías de la intersección de Calzada y F y el Hotel Presidente, fuerzas paramilitares vestidas de civil y transportadas a la zona en camiones militares del gobierno, comenzaron a reunirse. Una vez que la protesta se disolvió, las fuerzas gubernamentales iniciaron las detenciones. En los días siguientes también se publicaron fotografías tomadas por corresponsales de Associated Press (AP), que ilustran la violencia ejercida en estos arrestos.



Al concluir la protesta, la policía y los paramilitares obligaron a los manifestantes en retirada a seguir hacia la Calle F, donde el alumbrado público es muy deficiente, en dirección a los grupos paramilitares que estaban dispuestos a atacarlos. Se puede ver a Hillary Gutiérrez, en una secuencia de fotografías publicadas por AP, siendo detenida violentamente por un miembro de las fuerzas paramilitares, quien también fue fotografiado golpeando a una vecina anciana, Esmeralda Cárdenas Hidalgo. Frank Artola Plasencia fue golpeado por cinco individuos, hasta que quedó inconsciente y tuvo que ser trasladado a un hospital cercano para recibir atención médica por las múltiples lesiones que presentaba en el abdomen, en las piernas y en la cara, incluyendo nariz y labios rotos. En el Hospital General Calixto García, a las 02:20 horas del 2 de octubre, el Dr. Sanjay Ramnarine del Departamento de Cirugía General del mismo hospital, emitió un informe médico que subestima la gravedad de las lesiones infligidas a Frank. El informe fue registrado en los archivos del hospital por el Sr. Gerardo Limia con el número de orden 05128. Los casos de Frank Artola Plasencia y de su amigo, José Adalberto Fernández Cañizares, de 38 años, fueron especialmente significativos por la crueldad del trato y la gravedad de sus lesiones. 



Todos ellos fueron retenidos en instalaciones escolares cercanas ocupadas por las fuerzas paramilitares, agentes de la Seguridad del Estado, Policía Nacional y representantes del Partido Comunista (PCC). Posteriormente fueron trasladados por vehículos de las Fuerzas Especiales de la Policía (conocidas como Boinas Negras o Brigadas Especiales) para ser encarcelados, junto a otros manifestantes, en la estación policial ubicada en la Avenida Zapata y Calle C, en El Vedado.



El padre de los hermanos, Frank Artola, llegó a la citada unidad policial aproximadamente a las 00:30 horas del 2 de octubre. Los policías de la comisaría le confirmaron la detención de varios manifestantes, entre ellos sus hijos, y que iban a ser investigados por la escandalosa acusación de posibles conexiones con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos de América. Artola negó con vehemencia estas acusaciones. Los agentes de policía le negaron el derecho a ver a sus hijos y se le dijo que se le notificaría cuando fuera posible una visita. 



Otros manifestantes, que fueron detenidos y liberados al día siguiente, comunicaron a la familia que inmediatamente después de su detención e independientemente de las lesiones de Frank Artola Plasencia, estaban siendo interrogados por la Policía. 



El domingo 2 de octubre, alrededor de las 14:00 horas, Artola (padre) fue contactado telefónicamente por el primer teniente Luis Alberto Montes Navarro de la Jefatura de Investigación de la Policía ubicada en la calle 100 y Aldabó. El oficial le pidió que acudiera a esta dependencia a la mayor brevedad posible, a fin de recibir información relacionada con la detención de su hijo e hija y le solicitó que llevara artículos de aseo para el uso personal de ambos hijos. Una vez en las instalaciones, Artola fue informado de que Hillary y Frank estaban bajo investigación por los delitos de Desacato y Resistencia. Los funcionarios del centro recibieron los artículos de aseo, pero, una vez más, le negaron la posibilidad de ver a su hijo y a su hija. El Sr. Artola cree firmemente que esta negativa se basó en la gravedad de las lesiones de su hijo, sospecha que se confirmó posteriormente. Al término de esta reunión, los agentes comunicaron a Artola que se habían programado visitas para él y otro familiar, para ver a su hijo e hija el siguiente viernes 7 de octubre a las 14:00 horas, seis días después de la detención. 



Para la apertura de este caso, se habría presentado una denuncia formal ante la Policía por parte de un ciudadano: 



Abel Pers Infante, quien ocupa un cargo de dirección en la Dirección Municipal del PCC en Plaza de la Revolución. Este individuo ha sido identificado como uno de los líderes de los grupos paramilitares que realizaron las crueles golpizas y la violenta detención de los manifestantes. 



El lunes 3 de octubre, Artola (padre) visitó las oficinas de los Defensores Públicos (Organización Nacional de Bufetes Colectivos), única organización, controlada por el estado, autorizada para proporcionar representación legal a los acusados. Dos contratos, con fecha 3 de octubre de 2022, fueron firmados por. Artola y el abogado Carlos Manuel Pérez Ricardo. Desde entonces, el Sr. Pérez Ricardo ha sido el representante legal de Hillary Gutiérrez y Frank Artola Plasencia. 



El viernes 7 de octubre Artola (padre) e Ibis Plasencia Torres (madre) se dirigieron a la Jefatura de Policía de Investigación de 100 y Aldabó para las visitas programadas. Frank y Hillary fueron llevados, por separado, a ver a sus padres por un período no mayor de 10 minutos. Este patrón se repitió durante las cinco visitas que se les permitió, siempre los viernes, a las 14:00 horas.



Lo primero que notaron los padres fue el deplorable estado físico de Frank Artola Plasencia. Aún mostraba signos muy visibles del cruel castigo al que había sido sometido; su cara todavía magullada e hinchada, laceraciones en el abdomen y múltiples abrasiones en las piernas. Le dijo a su madre que todavía tenía dificultades para dormir debido al dolor. Los agentes presentes en el lugar declararon que estaba recibiendo atención médica. 



Hillary apareció en la sala de visitas e inmediatamente comenzó a llorar, queriendo saber sobre el estado de su hermano, a quien no le han permitido ver desde la detención, a pesar de estar recluidos en el mismo centro. Su madre le aseguró a Hillary que su hermano se encontraba mejor. Hillary preguntó por su hija de seis años y su familia trató de consolarla y darle seguridades también en ese sentido. 



Una vez concluida la visita, los padres mantuvieron un breve intercambio con las autoridades policiales encargadas del caso. Los padres manifestaron su indignación por los abusos a los que habían sido sometidos sus hijos. Los policías reconocieron que algunas de las actuaciones durante su detención no fueron apropiadas, pero desestimaron la petición de que se realizara una investigación. La policía declaró que ambos acusados habían firmado confesiones por escrito y habían aceptado voluntariamente ser filmados pidiendo disculpas por sus acciones, una práctica habitual del Gobierno cubano con fines propagandísticos. 



Durante las siguientes semanas se repitió el mismo patrón de visitas por separado a cada uno de los hermanos. En cada visita los padres reiteraron, en vano, sus llamamientos a las autoridades para que investigaran los abusos cometidos contra Hillary y Frank. 



A los padres se les permitió visitarlos en este centro en cinco ocasiones: 7 de octubre, 14 de octubre, 21 de octubre, 28 de octubre y 4 de noviembre.



Durante estas visitas, los agentes de policía hicieron varias advertencias a Hillary y Frank, así como a los padres. A todos se les advirtió que no hablaran del caso legal o las visitas podrían terminar; a Hillary se le advirtió que no llorara delante de sus padres. En ningún momento se permitió que toda la familia estuviera junta. Todas las visitas transcurrieron con uno o más agentes de policía en las proximidades. Cada visita individual nunca superó los diez minutos. 



La siguiente es una lista de algunos de los funcionarios públicos implicados en el caso:



Oficiales a cargo del caso pertenecientes a la unidad denominada, Sección de Delitos Especiales (Delitos contra la Seguridad del Estado): Teniente Coronel Jorge Luis Díaz Jacinto. Supuestamente, a cargo de esta unidad. Primer Teniente Yaremis Peña Real. Investigador (Instructor). Capitán Armando Cases Díaz. Investigador (Instructor). Primer Teniente Luis Alberto Montes Navarro. Capitán, Michel Carrión. 



Fiscales asignados al caso, miembros de la Fiscalía Provincial de La Habana: Fiscal Yoandris López Parra, Fiscal Titular. Fiscal Yamileidy Rivero García.



El 19 de octubre el Fiscal del caso, Yoandris López Parra, en respuesta a una solicitud hecha por el abogado de los acusados, Carlos Manuel Pérez Ricardo, emitió una notificación negando la solicitud de libertad de los acusados para esperar el juicio en casa. La solicitud se hizo teniendo en cuenta, entre otras circunstancias, la corta edad de los acusados, su falta de antecedentes penales y el hecho de que no representan un peligro para la comunidad. 



Según la ley cubana actual, las decisiones sobre la prisión temporal de los acusados no las toma un juez, sino la Fiscalía. La apelación a una decisión desfavorable en este sentido también se hace ante la misma Fiscalía. Este recurso se presentó. Posteriormente se dictó una resolución que confirmaba la prisión. 



El 26 de octubre Artola (padre) presentó una queja formal, impugnando la forma y la legalidad de la detención, ante la Fiscalía. Al día de hoy no ha recibido respuesta. 



El 31 de octubre se emitió una resolución escrita firmada por el Fiscal Lediher Armas Sánchez, de la Fiscalía Provincial de La Habana, en la que se confirma el encarcelamiento de ambos acusados. Ese mismo día Artola (padre) presentó un recurso de Habeas Corpus ante la Sala de lo Penal del Tribunal Provincial de La Habana. En este escrito, impugna la forma violenta y la legalidad de las detenciones ejecutadas contra su hija e hijo, reitera el carácter pacífico de las protestas y hace hincapié en que sus hijos no representan un peligro para la comunidad y la paz.



El 2 de noviembre tres jueces de la Segunda Sala de lo Penal del Tribunal Provincial de La Habana, rechazaron las peticiones de Artola recogidas en su recurso de Habeas Corpus. Los jueces alegaron que, tras las consultas realizadas con la Fiscalía y la Policía, no se encontraron pruebas de maltrato a los acusados y confirmaron la legalidad de su detención. En ningún momento los jueces firmantes pidieron entrevistar a los acusados ni solicitaron que fueran llevados ante el Tribunal para ser interrogados sobre el caso. Los jueces firmantes de esta decisión son los siguientes:



– Juez; Angel García Leyva 



– Juez; Irene Asunción Macía Mondejar 



– Juez; Mérida López Rodríguez 



El 7 de noviembre de 2022 se presentó un recurso de apelación ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo Popular de la República de Cuba, impugnando la decisión emitida el 2 de noviembre por la Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Provincial de La Habana. Según la ley cubana, este tribunal tiene hasta tres días hábiles, contados a partir del día siguiente de la presentación, para emitir una decisión. 



El 7 de noviembre ambos acusados fueron trasladados desde la Jefatura de Investigación de la Policía (100 y Aldabó) a instalaciones del Sistema Penitenciario Cubano. Hillary Gutiérrez fue trasladada a la prisión de Mujeres de Occidente, comúnmente conocida como El Guatao o Manto Negro. Frank Artola Plasencia fue trasladado a una cárcel de menores conocida como Jóvenes de Occidente. 



El 8 de noviembre a Frank Artola Plasencia se le permitió ser visitado, en prisión, por su padre y su novia. A Hillary Gutiérrez se le negó la posibilidad de ser visitada por su madre; las autoridades le explicaron que iba a permanecer aislada por un período de diez días por razones sanitarias.  



La entrada Los hermanos Frank Artola Plasencia y Hillary Gutiérrez Plasencia permanecen en prisión se publicó primero en Cubalex.



If you would like to sign your translation, please put your name the box below, preceded by: "Translated by" (As in: Translated by José Blow) You are welcome to translate anonymously. Thank you!

Check this box if you want other people to HELP FINISH this translation, or SOLVE PROBLEMS in it.


Type what you see in the image (without spaces)