Translate a Post

Show Translating Help Box

Spanish post from 14yMedio by 14yMedio

La inseguridad en Cuba obliga a los restaurantes a recortar su horario de entrega a domicilio





Caption: En días recientes, las denuncias de robos y asaltos, en su mayoría a conductores de motos, atemorizaban a no pocos propietarios de este tipo de vehículos. (14ymedio)



14ymedio, Natalia López Moya, Havana, 10 January 2022 -- No quedaba una sola mesa libre en El Biky en la noche del sábado, y nadie parecía preocuparse por la seguridad en esa esquina normalmente muy concurrida de Infanta y San Lázaro, en La Habana. Nadie, menos el personal de este conocido restaurante, que ha decidido suspender las entregas a domicilio por la noche para no exponer a los motoristas a las agresiones cada día más frecuentes en la capital.



La explicación de uno de los trabajadores del restaurante de gestión cooperativa dejó sin palabras a Vilma, una clienta que llamaba para hacer un pedido: "Los chóferes de las motos han formado crisis por todo este problema de los asaltos, tienen miedo de andar por la noche".



Vilma se quejó por teléfono: "Me habían dicho que era hasta las 7 pm, por favor tenga en cuenta que solo han pasado 20 minutos desde las 7 y sólo quiero un cake, ¿No puede pedir a alguien de las motos que me lo alcance?". El empleado no dio su brazo a torcer y aclaró que el nuevo horario funcionaba desde los últimos días del año "por las quejas constantes de los motoristas".



A pesar de ser fin de semana y una de las zonas más céntricas de la capital, en El Vedado y cerca del Malecón, las inmediaciones del restaurante estaban desiertas de transeúntes y vehículos, una situación que infundía más temor en los mensajeros. "Parece que hubiera toque de queda, se respira un ambiente raro", apostilló Vilma.



En días recientes, y sobre todo a finales de 2021, las denuncias de robos y asaltos, en su mayoría a conductores de motos, atemorizaban a no pocos propietarios de este tipo de vehículos. La respuesta de las cafeterías y paladares, que impulsaron sus servicios de envío a domicilio durante los meses más duros de la pandemia, fue acortar los horarios de entrega.



Es el caso del restaurante privado La Rosa Negra, situado en la barriada de Nuevo Vedado y muy popular por sus precios moderados, que el pasado 29 de diciembre informaba en su muro de Facebook: "Por motivos de seguridad hemos decidido reducir el horario en el que estará habilitado nuestro servicio de envíos a domicilio".



Los administradores del lugar dijeron que interrumpían su servicio de reparto a las 8:00 pm, pero al día siguiente anunciaron que finalmente sería a las 6:00 pm para coincidir con el comienzo de las horas de oscuridad en esta temporada invernal.



Los mensajeros temen no solo los asaltos para robarles las motos, que se han vuelto cada vez más frecuentes en las calles cubanas, sino también las agresiones para sustraerles las mercancías o "los clientes trampa" que solicitan un servicio para terminar emboscando al empleado y quitándole todo lo que lleva encima incluyendo el vehículo.



"Hay que andar a cuatro ojos en la calle y el problema de ir en moto es que uno es la propia carrocería, si te golpean con un palo o con otra cosa no hay manera de protegerse del golpe", asegura Yantiel, un mensajero que trabaja indistintamente para un restaurante privado en Playa y para el popular servicio de Mandao que ofrece una variedad de productos a través de su aplicación móvil.



El recorte de horarios de entrega ha tenido un duro impacto en las entradas económicas de estos locales. "La mayor parte de los pedidos llega en el horario más próximo a la comida de la noche y cuando no ofrecemos servicio a esa hora se gana mucho menos", reconoce el dueño de una cafetería que ofrece pizzas a domicilio desde Centro Habana y las entregas en cualquier parte de la capital.



Pero incluso en el horario diurno los mensajeros toman sus precauciones. "No entro a la vivienda de nadie, no subo a ningún piso y llevo conmigo esto", dice un joven que reparte comida pre elaborada con su moto eléctrica, mientras muestra un tubo metálico oculto en la parte inferior de la moto.



Las autoridades no se han pronunciado sobre este aumento de la inseguridad y recientemente el Ministerio del Interior llegó a decir en un comunicado que esas denuncias en redes sociales, en particular los relacionados con el robo de motos eléctricas, "son sucesos ocurridos en años anteriores o noticias falsas".



If you would like to sign your translation, add your name to the others (if any) in the box below. Please make sure it says: "Translated by:" in front of the names

Check this box if you want other people to HELP FINISH this translation, or SOLVE PROBLEMS in it.


Type what you see in the image (without spaces)