Translate a Post

No translation yet

Show Translating Help Box

Link to original post from Polémica Intelectual by Polemica

Mensaje de Mario Crespo





Me han llegado cartas, de muchos amigos y desconocidos, protestando o dando su opinión sobre los sucesos “pavo-cergue-sada” Hoy me llega un correos en el que viene casi un resumen de todo y veo que estuviste, como suponía, en primera fila entre los que hicieron escuchar su voz.



Estoy de acuerdo con Orlando Hernández en que una destitución del presidente del ICRT, no es suficiente, mucho menos una disculpa del canal televisivo.



La destitución no llamaría la atención de nadie, en un país en el que constantemente se ve en Granma el anuncio del cambio de tareas de algún “compañero”, sin más explicaciones. La disculpa, por otra parte, llegaría con muchos años de retraso, pues ésta debió existir en el mismo momento en que destituyeron a cada uno de los funcionarios que hoy “alguien” ha tratado de homenajear descaradamente ante el país. ¿Cuándo vamos a ver el desagravio a los agraviados, a los que enloquecieron o murieron en Cuba o en el exilio? Yo había propuesto en uno de mis primeros comentarios, que se exigiera un derecho a réplica en el mismo espacio en televisión y que éste fuera anunciado antes, para que todo el país pudiera verlo, permitiendo que de una vez, se diga a la opinión pública la verdad de los hechos. Que quede claro a los jóvenes y a todos los no enterados hasta hoy, que estos tres hombres -cabezas visibles de una política errada de una época- convirtieron en reos de ninguna causa a personas que por alguna razón, no eran de su agrado y no cumplían los ”parámetros” de su código moral particular.



No se hace nada ahora con una o dos destituciones, no hace falta ahora saber quién autorizó los programas y quién los hizo y seguir buscando culpables entre nosotros. Sería alimentar odios. Lo que toca ineludiblemente es lavar la mancha de aquellos que hoy aún no han podido responder a la infamia, que se repite de nuevo cuando se lisonja a sus verdugos públicamente. Lo que toca es dejar que se expresen y no para que puedan hacer catarsis tantos años después, eso ya tampoco tiene mucho valor. Lo verdaderamente valioso y enaltecedor es que tengan ellos el honor de dar la lección necesaria a los que vienen detrás. Son los agraviados, los humillados de aquel momento, los que deben dejar sentado un claro precedente para las generaciones futuras de artistas y sobre todo para las generaciones futuras y presentes de hacedores de políticas públicas. Será esta una lección sobre todo útil para estos últimos.



Estoy de acuerdo con Fulleda en que todos, incluso mi generación que era adolescente cuando eso sucedió, todos somos responsables por haber callado tanto tiempo esa infamia. No se han escrito ni publicado suficientes poemas sobre eso, no hay suficientes obras de teatro, novelas y filmes sobre ese pedazo infame de la historia de nuestro país. No es la historia particular de un grupito de hombres y mujeres. Es parte de la historia –diez años, no cinco- de una generación de artistas y pensadores, más todos los años de secuela, que juntos resumen vidas, una generación.



En este momento lo que corresponde es que los agraviados –y hay que darles el honor a ellos- puedan expresarse en carta pública al país y es necesario exigir que este derecho les sea concedido. En uno de los comentarios que recibo, se dice que en “ la reunión del grupo principal con el Ministro quedó en que la cosa quedaba en manos de Esteban Lazo con relación al ICRT” y pienso que aquí se vuelve al error de siempre, que es poner en manos de un dirigente la solución de los problemas y no dejar escuchar las voces de los demás. ¿ Por qué Abel se reúne solo con un grupito de artitas; por qué la UNEAC no hace su declaración protestando y de esa manera limpia su nombre por los muchos a los que en otras épocas sacó de sus filas sin razón o les dio la espalda , por qué no se permite que de una reunión amplia de artistas salga una información a la luz pública?



Si se deja todo en la palabra y las manos sacrosantas de un elegido, se estará cayendo en el mismo error que permitió al trío nefasto hacer lo que ellos y nadie más, creían correcto. Pienso con Fulleda que en este momento hay que declarar unidos y exigir que se deje escuchar la voz de los silenciados por tantos años.



Si crees que valen algo mis sugerencias, puedes hacerlas públicas o enviarlas a otros amigos.



Mantenme al tanto de todo por favor. Aquí llega poco.



Mario Crespo



If you would like to sign your translation, add your name to the others (if any) in the box below. Please make sure it says: "Translated by:" in front of the names

Check this box if you want other people to HELP FINISH this translation, or SOLVE PROBLEMS in it.

  Type what you see in the image (without spaces) 

Link to original post from Polémica Intelectual by Polemica