Translate a Post

Show Translating Help Box

Spanish post from Ciudadano Cero by Jeovany Jimenez Vega

Huelga de hambre, día 21. Bitácora 2.



Por: Jeovany Jimenez Vega.



Hoy se completaron tres semanas de iniciada mi huelga de hambre. El signo distintivo durante estos días ha sido el silencio absoluto guardado por las autoridades del Gobierno cubano y por los funcionarios del Ministerio de Salud Pública (MINSAP). Absolutamente nadie, de ninguna institución gubernamental ni del MINSAP, han hecho ningún pronunciamiento público ni se me ha acercado hasta hoy a preocuparse por mi caso, ni por la huelga de hambre en sí, ni a preguntar siquiera humanamente por mi estado de salud.



Nada de esto me sorprende para nada; de hecho no esperaba otra conducta de instituciones y funcionarios que nos ignoraron durante cinco años pues, de hecho, fueron precisamente ese silencio y esa indolencia institucional las que me trajeron hasta aquí. Más de 70 documentos entregados personalmente en las sedes de las entidades centrales políticas y de gobierno, dejadas sin responder unas tras otras durante cinco años, así lo prueban. Todo esto explica que finalmente optara por la huelga de hambre como último recurso para vindicar nuestros derechos usurpados.



Cada día, durante toda la semana, he recibido llamadas de emisoras radiales de varios países que se mantienen interesadas en el curso de la huelga y difunden la verdad sobre este caso. En la tarde del sábado 24 recibí la visita de Emiliano Bos, periodista italiano acreditado en La Habana con motivo de la visita del Papa Benedicto XVI, a quien le concedí una entrevista para la emisora suiza RSI, que se escucha en buena parte de Europa. Ya el viernes 23, a las 5:00 pm, me había quedado con las ganas frente a Noticias ArTV, del Canal Educativo, esperando en vano la transmisión de la entrevista que le concediera al canal provincial el lunes 19 y que me aseguraron sería transmitido. Esto es un botón de muestra de que la censura siempre se impone, que no tienen el valor de publicar una verdad como esta y que todo fue una jugarreta para ser usada en su momento descontextualizándolo todo, pues no saben obrar de otro modo.





Aunque mi estado de salud es estable, pues intento dormir bien y mantenerme hidratado tomando frecuentemente agua y sales de rehidratación, ya comienzo a sentir cada día más el rigor del ayuno y el cansancio acumulado después de tres semanas, sintiendo ya un decaimiento cada vez más marcado y constante y ya he perdido, hasta este momento, unos 11 kg de peso (comencé el 5 de marzo con 70 kg).



Anuncié desde ayer por Tweeter y ratifico aquí que, ante el silencio mantenido por el Ministro, mañana martes 27 sobre las 9:30 am me presentaré en la sede del Ministerio de Salud Pública para solicitar personalmente un despacho. Igualmente ratifico mi intención de asistir, junto a los feligreses católicos de Guanajay, a la misa que oficiará el Papa Benedicto XVI en la Plaza de la Revolución el miércoles 28 de marzo.



Cada día que las autoridades cubanas y del Ministerio de Salud Pública decidan continuar con este ficticio silencio, sólo conseguirá hundirlos cada vez más en el lodo. Cuando reúnan el valor necesario para romper el silencio se presentarán ante ellos sólo dos alternativas: o reconocen con humildad que todo fue un error desde el principio y proceden a habilitarnos en nuestro trabajo y a reinsertarme en mi Residencia en Medicina Interna – algo que reconozco remoto pero posible y que sería, incluso para ellos, lo único acertado e inteligente – o deciden persistir en aquella insostenible mentira sembrada desde 2006. En el segundo caso, sería muy prudente para ellos que vayan contando desde ya con un muerto más en su récord y que vayan preparando, con sumo cuidado, el discurso que explique al mundo de qué modo aquel joven militante comunista de 2006, que no hizo otra cosa que estudiar Medicina y ejercerla con amor, sin antecedentes penales – ni siquiera sanciones administrativas previas – que luego quiso superarse haciendo una de las especialidades más difíciles, por lo abarcadora, lo cual no se le permitió, terminó convertido en ese ser execrable que dibujarán en su desesperado intento por justificar un crimen. Aunque no les importe el dolor humano que así generen, porque después de todo… ¿qué importa una raya más en la piel del tigre?



(*) Cualquier información a través de mi móvil +5358200251, teléfono fijo 362086 (Artemisa) o a través de Alfredo Felipe Valdés, portador del caso, exiliado en Málaga, España, (móvil 627222638). Informaré por Twitter (DrJVega).



Wenn du deine Übersetzung unterschreiben willst, trage deinen Namen bei den anderen Namen (wenn es welche gibt) unten ein. Achte bitte darauf, dass: "*Übersetzt von:" vor dem Namen steht

Hier klicken, wenn du möchtest, dass dir jemand bei der übersetzung hilft oder dass sie überprüft wird

  Schreibe, was du in dem Bild siehst (ohne Leerzeichen) 

Spanish post from Ciudadano Cero by Jeovany Jimenez Vega