Translate a Post

Show Translating Help Box

Spanish post from Cruzar las alambradas by Luis Felipe Rojas

Dime con quién andas



Foto/Luis Felipe Rojas



Entre el aburrimiento y la curiosidad, hace poco me puse a sacar cuentas de mis relaciones personales de los últimos años. La geografía de mis roces humanos ha cambiado de manera considerable. Cuando hago un balance de aquellos amigos míos que cruzaron el mar, los océanos y otras fronteras y no están junto a mí, también me doy cuenta que algunas relaciones indeseables han rondado mi existencia



.



Aunque no son amigos míos, periódicamente me las tengo que ver con mis interrogadores policiales, los soplones de barrio y otros seres que mal se ganan la vida debido a su diferencia ideológica con los demás. Este es el rosario de represores con los que he hablado más en los últimos tiempos que con mis primos y tíos que viven al otro extremo de la isla. El Tte Saúl Vega, el Mayor Charles, capitán Instructor Penal Luis Quesada, Mayor Roilán Cruz Ojeda, el oficial Caneyes y el capitán fiscal militar Juan Carlos Laborde, todos en Holguín. En Guantánamo el Tte Coronel Caraballo, en Baracoa los mayores Diesel Castro Pelegrín y Gerneidis Romero Matos, este último jefe de enfrentamiento de la Seguridad del Estado en la Villa Primada y, paradojas de la vida, una de las más decepcionantes experiencias fue con la capitana Ariuska, del cuartel del G2 (Operaciones) en Guantánamo. Esta dama de verdeolivo me juró, casi parada encima de la constitución que dice defender que ‘el gobierno cubano se guarda la potestad de permitir quién va o no de a una provincia a otra’. De igual modo, tengo en mi memoria el día en que el citado capitán Laborde, después de comunicarme que la fiscalía militar desestimaba mi denuncia contra los oficiales de seguridad, se inclinó sobre la mesa y afirmó que esa era una oficina para de recepción de las quejas del pueblo, que yo era del pueblo por haber nacido aquí, pero por atentar contra los poderes del estado socialista quedaba fuera de algunos beneficios.



Son relaciones peligrosas a las que te ves abocado por las circunstancias especiales de vivir en una dictadura, una sociedad cerrada.



Hvis du ønsker at underskrive oversættelsen, kan du tilføje dit navn blandt de andre (hvis der er nogen) i boksen nedenfor. Sørg for at der står: "Oversat af:" Foran navnene

Sætte et flueben, hvis du vil have folk til at hjælpe med eller gennemgå din oversættelse

  Skriv hvad du ser på billedet (uden mellemrum) 

Spanish post from Cruzar las alambradas by Luis Felipe Rojas