Translate a Post

No translation yet

Show Translating Help Box

Spanish post from 14yMedio by 14yMedio

“A cambio de un pago mensual, les bajo la factura eléctrica”



Caption: EUn trabajador de la Empresa Eléctrica revisa los metro contadores de un edificio. (Tv Avileña)



14ymedio, Natalia López Moya, Havana, 13 September 2021 --



Tras la eliminación de los subsidios a la luz con la entrada en vigor de la Tarea Ordenamiento, el pasado 1 de enero, y la consecuente subida estratosférica de la tarifa de la electricidad, cada vez más cubanos recurren a estrategias informales para rebajar la factura.



"Todo comienza cuando algún cliente solicita 'por la izquierda' que le bajen la factura eléctrica a cambio de un pago mensual", cuenta Roberto, que trabaja desde hace años como lector-cobrador de la Empresa Eléctrica de La Habana y, asegura, "lucha su yuca" por lo encarecida que se ha vuelto la vida.



En una vivienda con un consumo promedio de 450 kilovatios hora (kWh) y un pago mensual de unos 1.200 pesos, Roberto interviene y disminuye el registro mensual al reportar la lectura del metro contador. Anota solo 200 kilovatios, cobra 400 pesos por su servicio y el cliente paga otros 200 aproximadamente de tarifa al Estado. "Les bajamos el consumo y el cobro mensual, porque siempre va a ser un monto menor en relación con lo que normalmente consume la vivienda", explica. "El cliente gana y yo también".



Esas prácticas ilegales no son nuevas pero se han incrementado desde enero, cuando los ususarios han visto subir las tarifas de muchos servicios, entre ellos la electricidad, hasta cinco veces más.



Jorge Eduardo es uno de los clientes que "entró en un arreglo" con el cobrador de la luz. En su vivienda tiene unos pocos equipos: un refrigerador, una televisión, siete lámparas led de 20 vatios, dos ollas eléctricas, y un aire acondicionado de una tonelada en su cuarto, que pasa encendido todo el día. "No lo apago nunca", asegura.



Este cliente debería pagar más de 3.000 pesos, pero gracias a este servicio el monto mensual por el consumo eléctrico es mucho menor. Jorge Eduardo entrega cada mes 1.000 pesos al cobrador de la electricidad "por su labor" y puede mantener su habitación climatizada sin preocuparse de pagar "una millonada" de tarifa.



Ante la inquietud de ser descubierto, Roberto manifiesta no sentir preocupación por eso. "Todo está cuadrado. Todo el dinero que sacamos los cobradores por la izquierda no es para nosotros", explica. "De ahí tengo que salvar a mi jefe y a los inspectores".



El trabajador de la empresa eléctrica afirma además que los inspectores hacen un muestreo de los relojes de cada contador en el sector residencial y si encuentran irregularidades acuden a él antes de notificar a los clientes: "Concilian conmigo a ver quién paga y quién no".



"A los que inventan por ahí yo les digo que les metan el hacha", dice Roberto al referirse a los consumidores que tratan por sus vías de alterar los metro contadores sin contar con él y son descubiertos por la empresa. "A los míos no los tocan. Los que ya tienen un acuerdo conmigo no se dan por enterado porque se les pasa una plata a los inspectores para que se hagan los de la vista gorda. Los demás son multados por sus inventos para pagar menos".



Otro compañero de Roberto también propone el mismo servicio desde hace un tiempo atrás. Primero estuvo trabajando en varios sectores del centro de la capital, hasta que en 2020 lo ubicaron en Guanabacoa. Desde que llegó a ese municipio, asegura, "ha pasado los mejores meses de [su] vida".



"Por supuesto que los jefes de más arriba saben. A ellos también hay que tocarlos, siempre ha sido así", puntualiza Roberto. "En una zona buena un solo cobrador puede recoger miles de pesos al mes, date cuenta que hay gente que paga 1.000 y más porque le bajen el consumo. De todo ese dinero se salva todo el mundo".



A finales de diciembre, a pocos días de haber anunciado la subida de la tarifa eléctrica y tras una avalancha de críticas y reclamos, el Gobierno cubano se vio obligado a reducir el aumento en el pago del servicio.



Las quejas masivas hicieron que las autoridades disminuyeran el precio aprobado previamente para los tramos de consumo, especialmente en los clientes residenciales que gastan entre 251 y 500 kilovatios mensuales, los más afectados con las tarifas anunciadas a inicios de este mes.



El malestar general llevó a varias intervenciones en medios oficiales de los principales dirigentes del país. Entre ellos, Marino Murillo, jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos, que justificó en una Mesa Redonda que el sector residencial iba a pagar "una tarifa muy por debajo del costo de la generación".



If you would like to sign your translation, add your name to the others (if any) in the box below. Please make sure it says: "Translated by:" in front of the names

Check this box if you want other people to HELP FINISH this translation, or SOLVE PROBLEMS in it.

  Type what you see in the image (without spaces) 

Spanish post from 14yMedio by 14yMedio