Translate a Post

No translation yet

Show Translating Help Box

Spanish post from 14yMedio by 14yMedio

“Se actualizan” los precios del transporte en Cuba pero el servicio sigue igual



Caption: El ministro defendió que no puede ser más caro un camión que un ómnibus en distancias similares. (14ymedio)



14ymedio, Havana, 5 January 2021 -- Que había que pagar hasta cinco veces más por subir a un ómnibus desde el 1 de enero ya lo habían notado los bolsillos de los cubanos. Sin embargo, hay tarifas relacionadas con el sistema de transportes, como es el caso de las estaciones de peaje, que varían en diez veces, o la preparación teórica para conducir, que pasa de 45 pesos a 270, seis veces más.



Los motivos de esta subida, en el contexto de la llamada Tarea Ordenamiento con que las autoridades pretenden reformar la economía tras la unificación monetaria, los explicó este lunes Eduardo Rodríguez Dávila, ministro de Transporte, que defendió lo obsoleto de las tarifas vigentes hasta el 31 de diciembre de 2020, aunque sin mencionar que también lo está el servicio.



"Hay que recordar que muchas de las tarifas en el transporte público son muy antiguas y se fijaron en un momento en que los costos eran muy diferentes a los de hoy. Por tanto, al analizarlas y actualizarlas, no en todos los casos se modifican o crecen igual. Es algo que se ha realizado con mucha precisión y cuidado", dijo. El funcionario quiso dejar claro desde el principio que, como ha sucedido con varias tarifas en sectores tan variados como la electricidad o los helados, podría haber cambios.



"Hemos establecido un servicio de monitoreo y atención a las incidencias que se presentan, avanzando al mismo tiempo en un grupo de ajustes, porque este es un proceso complejo y sin precedentes, en cuya implementación han surgido en algunos casos incomprensiones y cuestiones que hemos debido ajustar", comentó.



Según el ministro, el alza de las tarifas del transporte se basa en tres reglas de las cuales la principal es la adecuación a los nuevos costos. Según datos del ministerio, con la subida de los salarios, las materias primas y el combustible, los precios deberían subir casi diez veces, por lo que la diferencia entre el costo real y lo que aporta el ciudadano deberá asumirla el Estado con cargo a los presupuestos.



"Hay que trabajar para una mayor eficiencia en nuestras empresas. Los costos no pueden seguir siendo los mismos. No se puede trasladar la ineficiencia a las tarifas", advirtió el ministro.



Dávila dijo que la segunda norma era garantizar la coherencia de los precios y defendió que no puede ser más caro un camión que un ómnibus en distancias similares. "Son un grupo de elementos, como el confort y la calidad del servicio, que hay que tener en cuenta", argumentó.



Además, se han establecido tarifas máximas pasajero-kilómetro para evitar excesos, con mención específica a los privados. "Establecimos también algunas normas para los precios de los trabajadores por cuenta propia que, según la política aprobada en 2020, fueron regulados en correspondencia con el precio del combustible".



Los precios de los servicios nacionales, tanto de ómnibus como de tren, crecen aproximadamente 1,5 veces. "Por ejemplo, el precio Habana-Santiago de Cuba en ómnibus era de 169 CUP, ahora cuesta 255. El mismo recorrido en tren antes costaba 95 CUP con clima, ahora cuesta 132", especificó.



En el caso de que los vehículos no tengan algunas condiciones especiales, como la climatización o los asientos reclinables, se podrá descontar un 50%. También se benefician de esa rebaja algunos sectores de la población, como los estudiantes siempre que se muevan en días y horas laborables, las personas con discapacidades y los universitarios que presenten el carné de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU).



Mientras, viajarán gratis los agentes de policía uniformados, los soldados del servicio militar activo en uniforme completo y los niños menores en brazos.



El ministro de Transporte señaló que este es un tema sobre el que ha habido numerosas opiniones, no quedó bien aclarado desde el principio pero que lo están "modificando y aclarando". "La decisión tomada por el Gobierno es que esto se estandarice en todo el país", aseguró.



También recordó Dávila que el pasaje incluye 20 kilos gratis y cada kilo extra tiene un precio fijado que no cambia y que en los recorridos interprovinciales con ómnibus se ha extendido el ciclo de venta hasta 30 días, como reclamaba la población, y se hará posteriormente en el tren.



No sube de precio el catamarán que va a Isla de la Juventud, pero los precios de transporte aéreo se incrementan hasta cinco veces. Por las palabras del ministro, que dijo estar atento al malestar que ha generado, se advierte que es uno de los primeros cambios que podrían anunciarse en su área.



Dávila quiso hablar específicamente del caso de la capital, donde el transporte urbano y suburbano -a las poblaciones adyacentes- ha pasado a costar 2 pesos (frente a 1 en el resto de las provincias), incrementándose cinco veces. Para el ministro, el motivo está en las largas distancias a recorrer en La Habana.



"Hay que aclarar que en el transporte público ese precio es subsidiado. Cuando se paga un peso en el transporte, el Estado paga 80 centavos para completar los ingresos de las empresas. Realmente es muy costoso el transporte público", aseveró.



Lo mismo ocurre con las rutas suburbanas, que también se incrementan en cinco veces. Los pasajeros cuyo origen y destino pertenezca a la misma ciudad -aunque la línea implique a varias- deberán pagar tarifas urbanas. Lo mismo sucede con los servicios interurbanos, por los que el pasajero debe pagar de acuerdo con el tramo que realizan y no por el completo. Según el ministro, las provincias están actualizando los precios y fragmentando tramos para adecuarse.



El inconveniente es que los ómnibus carecen de un sistema que permita controlar que se cumpla con el pago. "Es complejo, porque para un chofer que tiene 30 pasajeros detrás es difícil saber en qué momento montó cada persona, pero es una decisión y tenemos que cumplirla", indicó.



El primer día de la entrada en vigor de los nuevos precios, hubo algún que otro chofer que se hizo de la vista gorda y dejó subir al vehículo a quienes no tenían para el pasaje completo, pero este diario ha sido testigo ya de varias personas mayores a las que la guagua las ha dejado en tierra por no juntar los dos pesos.



"Antes, cuando el precio era de centavos, nadie prestaba atención a esto. Pero ahora, cuando los precios se incrementan, lógicamente todos han empezado a sacar cuentas, la población y los empresarios, a quienes el ordenamiento también les pone la cuerda tensa. Hay que calcular cada centavo", dijo.



En cuanto a los ruteros, en La Habana se mantiene el precio de 5 pesos en horario diario que tenían anteriormente. Ese será el cobro máximo para el resto de las provincias, aunque cada territorio deberá fijar su propia tarifa de acuerdo con sus necesidades. Las gacelas y los ómnibus Transmetro o de otras entidades que prestaban el servicio de rutero también se mantienen en 5 pesos para la capital.



El precio de los taxis se incrementa en cuatro o seis veces, un precio excesivo, según el propio ministro, si el pasajero va solo. Mientras, el ferrocarril sube también entre tres y cuatro veces. "Eran precios y tarifas muy antiguas. Los cambios son para servicios locales que existen en la mayoría de los territorios", indicó Dávila que, también en este caso, olvidó que lo realmente obsoleto es el sistema ferroviario cubano al completo, hasta el punto de que se ha tenido que firmar un acuerdo con Rusia para renovarlo y que, por el momento, no podrá ser ejecutado por la "inacción cubana", según la contraparte.



Por último, el ministro repasó la situación del sector cuentapropista, para el que también se han incrementado los costos de combustible y otros fijos, y se ha previsto que los precios crezcan menos, en torno a 1,5 veces.



"La cuenta tiene que dar y los precios tienen que estar en torno a lo que puede pagar la población. Es una transportación alternativa, pero muy importante en muchos territorios", admitió.





If you would like to sign your translation, add your name to the others (if any) in the box below. Please make sure it says: "Translated by:" in front of the names

Check this box if you want other people to HELP FINISH this translation, or SOLVE PROBLEMS in it.

  Type what you see in the image (without spaces) 

Spanish post from 14yMedio by 14yMedio