Translate a Post

No translation yet

Show Translating Help Box

Spanish post from 14yMedio by 14yMedio

¿Cerrar el aeropuerto de Santiago de Cuba para evitar más casos importados de covid?



Caption: En la calle 15 del Reparto Luis Dagnes, Santiago de Cuba, se han confirmado tres casos positivos por covid-19. (14ymedio) -- different pic



14ymedio, Francisco Herodes Díaz Echemendía, Santiago de Cuba, 15 November 2020 -- Los residentes de Santiago de Cuba comparten otra vez una gran preocupación. Tras la reapertura del Aeropuerto Internacional Antonio Maceo han crecido los casos de covid-19 importados y las zonas en cuarentena se multiplican por una ciudad que parecía haber escapado del repunte de la pandemia que experimentan otras partes del país.



En la última semana, en Santiago de Cuba se han reportado 14 casos positivos por covid-19, según los informes del Ministerio de Salud Pública, de ellos al menos cinco importados que llegaron al territorio a través de los vuelos que desde el pasado 26 de octubre comenzaron a aterrizar en su terminal aérea.



Después de casi siete meses operando solo vuelos humanitarios, a la capital santiaguera comenzaron a llegar aeronaves comerciales de InterCaribbean Airways que conecta con la República Dominicana y Jamaica; Viva Aerobus, que enlaza con el balneario mexicano de Cancún; Sunrise Airways, puente con Haití; y desde este 10 de noviembre, se inició el trayecto de Cubana de Aviación con Madrid cada martes.



Lo que parecía una buena noticia que confirmaba la vuelta a la "nueva normalidad" que anuncian los medios oficiales, se ha convertido en motivo de preocupación para los santiagueros, temerosos de que el virus se extienda por una provincia que en el verano logró estar más de 180 días sin que se reportaran casos confirmados, según los informes oficiales.



"Un vuelo procedente de México vino con varios infectados, uno de ellos un cubano ex profesor de geografía que está ingresado en el Hospital Militar Joaquín Castillo Duany", comenta a 14ymedio una fuente médica que prefiere el anonimato. "También estamos vigilando a 16 personas sospechosas de tener el virus en el reparto Luis Dagnes y otros tres pacientes del mismo barrio ya están hospitalizados", añade.



Second caption: A pesar de los temores, los residente de la ciudad de Santiago de Cuba tienen que pasar muchas horas en colas para comprar alimentos. (14ymedio)



Casi la tercera parte del reparto ubicado en el Consejo Popular de Altamira permanece en cuarentena, acordonada por militares y personal sanitario. Una medida que afecta la ya complicada vida de sus residentes que ahora, a los problemas de abastecimiento de alimentos y el alza del costo de la vida, se le suma la reducción drástica de su movilidad.



Este viernes, el reporte de un nuevo caso positivo importado destapó las alarmas entre las autoridades que habían mantenido un tono más optimista los días anteriores. El paciente es un ciudadano dominicano de 31 años, que hace su residencia en la especialidad de Gastroenterología en Santiago de Cuba y con dirección temporal en el reparto Sueño.



Mientras que este sábado, un nuevo caso importado obligó a poner bajo vigilancia a los 53 contactos de un cubano de 31 años que regresó de un viaje al extranjero, sin precisarse en el reporte del Ministerio de Salud Pública el país desde el cual llegó el hombre contagiado.



Pero las cifras podrían ser mayores, puesto que algunos de los casos positivos han sido viajeros de paso hacia otras provincias que, tras dar positivo, han sido reportados entre las cifras de su lugar de residencia. Es la situación de dos cubanos, procedentes de Jamaica y con residencia en Mayabeque, que hicieron una parada entre familiares y amigos en el reparto Micro 7 de Santiago de Cuba.



En las calles, los santiagueros debaten si mantener la terminal aérea abierta o volver a echar el cierre. La primera opción representa una bocanada de oxígeno a la renqueante economía local golpeada duramente por la falta de turistas y el deterioro del nivel de vida de sus habitantes. Pero la segunda ayudaría a bajar los números de infectados por covid-19.



"Esto ha sido por ambición y estamos pagando las consecuencias", considera José Rafael, un joven cuyos padres han quedado encerrados en la zona de cuarentena del Reparto Luis Dagnes. "Querían que les entrara dinero y pensaron primero en los dólares que en las personas y ahora tenemos el virus aquí, con partes de la ciudad cerradas".



Otros, sostienen que es mejor "aguantar el aguacero pero no cerrar la ventana", según Natalia, una residente en el Reparto Vista Alegre que por más de dos décadas se ha dedicado al trabajo de guía de la ciudad y profesora de español para extranjeros. "Estamos sin un centavo, no pueden volver a cancelarse los vuelos porque sin esos turistas está ciudad está en terapia intensiva”.



En las colas y los parques el dilema ha sustituido a otras discusiones. Cerrar o abrir es el gran debate, y por esta vez no se refiere a la política.



If you would like to sign your translation, add your name to the others (if any) in the box below. Please make sure it says: "Translated by:" in front of the names

Check this box if you want other people to HELP FINISH this translation, or SOLVE PROBLEMS in it.

  Type what you see in the image (without spaces) 

Spanish post from 14yMedio by 14yMedio