Translate a Post

No translation yet

Show Translating Help Box

Spanish post from 14yMedio by 14yMedio

El Observatorio Cubano de Conflictos anuncia a los ganadores del concurso ‘Sin campo no hay país’



Caption: Idisbeidi Silva y Víctor Manuel Domínguez, los ganadores del concurso 'Sin campo no hay país'. (OCC)



14ymedio, Havana, 15 September 2020 -- Una pinareña de 20 años, Idisbeidi Silva Cepero, y el escritor y periodista Víctor Manuel Domínguez García son los ganadores del concurso Sin campo no hay país, según informó este martes el Observatorio Cubano de Conflictos (OCC)



El certamen fue lanzado el pasado mayo por el Observatorio, que apoya la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba, con sede en EE UU, al hilo de la iniciativa homónima emprendida en abril por la Liga de Campesinos Independientes y el capítulo cubano de la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (Flamur).



Dirigida al Gobierno cubano, la campaña demanda la liberalización de la agricultura en Cuba, cuya situación se ha agravado durante la pandemia y podría desembocar en una hambruna, centrada en cinco peticiones concretas:



1. Libertad de producción y distribución de los productos agrícolas.



2. Libertad para fijar los precios de los productos de acuerdo con el mercado.



3. Libertad para importar y exportar directamente, incluso de Estados Unidos.



4. Eliminar por diez años todos los impuestos a productores y procesadores de alimentos.



5. Entregar títulos de propiedad permanente a todos los productores agrícolas.



El concurso lanzado por el OCC consistía, justamente, en elegir las dos demandas que el participante considerara "más importantes para garantizar la alimentación del pueblo" y justificarlo en unas 500 palabras. En su convocatoria, dirigida exclusivamente a nacionales residentes en la Isla, la organización explicaba que "le gustaría conocer qué piensa el cubano de a pie de esas demandas".



Idisbeidi Silva, una de las dos ganadoras, se decidió por "libertad para la producción y distribución de nuestros productos" y "libertad para importar y exportar directamente incluso de Estados Unidos".



En su justificación, explicaba la situación de su familia, campesinos de Pinar del Río: "Mi padre atiende un plan lechero y por eso posee una vega destinada al pasto de las pocas vacas que tiene. No le dejan tener más vacas de las que le norman por la cooperativa, cuando nacen nuevos terneros los tiene que vender al Gobierno a precios que ellos mismos imponen, ni siquiera lo dejan reproducir y aumentar las crías.



Además, está obligado a venderle la leche al Estado, solo separa uno o dos litros para el consumo de la casa. En la vega, solo tiene autorización para sembrar yuca o boniato en una muy pequeña porción de la tierra. Un año siembra yuca y el otro boniato; esos dos únicos alimentos los tiene que separar en dos partes cuando los cosecha, una parte para las vacas y la otra para 'venderla' a precios de centavos a la cooperativa, en total puede sumar unos seis o siete quintales que son llevados para las placitas. Eso no alcanza ni para un 2% de la población".



En conversación telefónica con 14ymedio, el otro ganador, Víctor Manuel Domínguez, de la provincia de Granma, comentó que aunque los temas campesinos nunca han sido su especialidad, entendió que este es un momento de enorme importancia para levantar estas reivindicaciones. "Elegí como primer asunto el derecho a la propiedad de la tierra porque sin esa base el campesino no puede reclamar el resto de los derechos. Cuando abordé el tema del derecho a exportar veo que salen a la luz las trampas que pone el gobierno y que al campesino solo le queda aceptar del lobo un pelo con tal de intentar un mejor modo de vida".



En el texto que presentó al concurso, Domínguez reivindicaba: "Mientras los campesinos cubanos no tengan títulos de propiedad permanente sobre las tierras que cultivan, la libertad para la producción y distribución de sus productos de acuerdo con el mercado, será impuesta y manipulada por el Estado patrón, dueño y señor de cuanta hectárea de tierra exista en el país, ya sea entregada en usufructo a un campesino privado, o a una cooperativa de producción agropecuaria, como ha quedado demostrado en seis décadas de revolución".



En su comunicado, el Observatorio destaca que más del 70% de los trabajos recibidos, un total de 400 de todas las provincias de Cuba, "estimaron que las cinco medidas eran necesarias para aumentar la producción agrícola".



Los primeros premios tuvieron una dotación de 300 dólares, y los siguientes, de 200, 100 y 50 dólares. "Debido a la cantidad y calidad de los trabajos presentados", dice el OCC, "el jurado decidió otorgar cinco menciones adicionales con una recarga de teléfono".



El pasado agosto, los organizadores de Sin campo no hay país dirigieron una carta a la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, para pedirle una intervención urgente que evite el hambre en la Isla. "Se nos avecina una hambruna que puede ser evitada", decían en su misiva.





If you would like to sign your translation, add your name to the others (if any) in the box below. Please make sure it says: "Translated by:" in front of the names

Check this box if you want other people to HELP FINISH this translation, or SOLVE PROBLEMS in it.

  Type what you see in the image (without spaces) 

Spanish post from 14yMedio by 14yMedio