Translate a Post

No translation yet

Show Translating Help Box

Spanish post from La voz del Morro by Juan Juan Almeida

Juan Juan AL MEDIO /Rodrigo Malmierca alucina comparando a Cuba con Singapur

Durante la más reciente Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba; el Ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, dijo que la isla debería  potenciar su vocación exportadora y, para ello, la tarea prioritaria es aumentar y diversificar los productos exportables y sus destinos.



Agregó que se hace necesario promover  nuevos polos exportables, parques industriales, científicos, tecnológicos, y más zonas especiales económicas.



 Hasta ahí, todo parecía bien; el punto de su arrebato comenzó cuando, para edulcorar su discurso, comparó a Cuba con Singapur, el país que en 1965 era una pobre y pequeña isla con pocos recursos naturales, y consiguió convertirse en el milagro económico regional y en un modelo global de éxito.



Singapore es un isla, como Cuba; pero más pequeña.



Es cierto que Singapur, como Cuba, practicó esa manera no tan respetuosa  de enfrentar las libertades y los DDHH.



Es bastante conocido que, al mismo tiempo que en el fenómeno asiático  crecía la gestión económica, también creció el autoritarismo y aumentó el control político sobre cada aspecto del Estado.



Singapur se convirtió en uno de los paises más regulados del mundo, y restringió las libertades de los medios de comunicación y detuvo a periodistas.



Pero Lee Kuan Yew, el hombre que guió, con mano fuerte, las riendas del salto económico del país, fue un hombre autoritario de ideas liberalizadoras.



Lee fue un dictador, no un tirano.



Un Tirano es aquel que busca el poder para abusar de él. Al Dictador se le otorgan los poderes  absolutos para enfrentar una crisis, y es un poder temporal.



El Dictador rinde cuentas, el Tirano, no. 



Sin embargo, no se puede comparar con el l mandatario cubano que no es dictador ni tirano. A Miguel Mario Díaz Canel le entregaron el mando, no tiene poder.



El gobierno de Singapur diversificó el pais; pero antes, centró recursos y esfuerzos en desarrollar la educación Primaria y Secundaria.



Cuba, por su parte, hizo lo contrario, descuidó el sector primario y centró ese desarrollo en el sector universitario. Por eso, entre otras cosas, los profesionales cubanos tienen faltas de ortografía.



Cuba y Singapur no son ni las alas del pájaro.





If you would like to sign your translation, add your name to the others (if any) in the box below. Please make sure it says: "Translated by:" in front of the names

Check this box if you want other people to HELP FINISH this translation, or SOLVE PROBLEMS in it.

  Type what you see in the image (without spaces) 

Spanish post from La voz del Morro by Juan Juan Almeida