Translate a Post

No translation yet

Show Translating Help Box

Spanish post from 14yMedio by 14yMedio

A pesar de todo, Cuba pasa a discutir la final de la Serie del Caribe

Ernesto SantanaTras la victoria 1-0 este sábado de los panameños Toros de Herrera ante los Cangrejeros de Santurce de Puerto Rico, resulta que los dos equipos que discutirán la final de esta Serie del Caribe juegan solamente como invitados, pues no son...



Caption:Los dos equipos que discutirán la final de esta Serie del Caribe juegan como invitados, pues no son todavía miembros plenos de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe. (EFE)



14ymedio, Ernesto Santana, Havana, 10February 2019 -- Tras la victoria 1-0 este sábado de los panameños Toros de Herrera ante los Cangrejeros de Santurce de Puerto Rico, resulta que los dos equipos que discutirán la final de esta Serie del Caribe juegan solamente como invitados, pues no son todavía miembros plenos de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe.



Esta es la segunda novedad del evento, tras la primera, que fue el repentino cambio de sede, que debió haber sido Barquisimeto, en Venezuela. De todos modos, también fue una sorpresa que, según como habían jugado antes, clasificaran los cubanos y los venezolanos Cardenales de Lara se quedaran sin opciones.



Fue bueno para nuestra selección que los "pájaros rojos" cerraran el juego anterior de madrugada, usando a ocho lanzadores y derrotados 9-5 por los Charros de Jalisco, pero sobre todo que Pablo Civil oyera la voz de la razón y realizara algunos cambios fundamentales, como sustituir a Yosvani Alarcón por Oscar Valdés, mover a Jorge Alomá al campo corto y dejarle la segunda a Carlos Benítez.



Tras cinco días de descanso -y a pesar de que el juego demoró media hora en comenzar luego de que él hiciera el calentamiento de rigor-, Lázaro Blanco volvió a trabajar a la altura de su rango y los relevistas se las arreglaron para redondear la lechada 3-0, con una ofensiva que funcionó y una defensa sin fisuras.



No obstante, resultó casi milagrosa la resurrección, sobre todo si tenemos en cuenta la suerte que tuvo el mentor con riesgos como dejar que Blanco pasara de los 110 lanzamientos cuando ya mostraba agotamiento y que Oscar Valdés bateara en el séptimo en una situación difícil, además de la presión que significaba para los jugadores tener en el banco a los caciques del béisbol cubano.



En definitiva, Cuba le devolvió a cinco manos la lechada que le dieran los Cardenales de Lara venezolanos y ganó el partido en buena lid, que pareció una especie de semifinal. Para Blanco es la cuarta victoria en las últimas tres Series del Caribe (a dos de Camilo Pascual, que alcanzó seis) y se va sin que le hayan hecho carreras limpias en esta ocasión.



Por supuesto, ahora algunos consideran injustos los abundantes señalamientos críticos que se les han hecho a la propia selección de jugadores y al trabajo de la dirección del equipo en los tres primeros juegos, pero el hecho de pasar a la final, e incluso del probable triunfo ante unos inferiores Toros de Herrera, no quita importancia a los problemas.

No podemos olvidar que en este último partido, ante unos "pájaros rojos" atontados, la ofensiva cubana dejó nada menos que 13 hombres en las bases y también volvió a faltar el batazo en muchos momentos decisivos. En honor a la verdad, sin embargo, hay que elogiar la paciencia de los bateadores en el home y el oportuno corrido de las bases, con un Yunieski Larduet que, a pesar de ser novato en estas lides, se vistió por fin de largo.



Después de 59 años, un equipo panameño ha vuelto a clasificar a la final de este evento regional, y ahora será más pronta seguramente la entrada en la organización como miembro pleno para Panamá que para Cuba, porque los istmeños no tienen el "problema político" de los isleños.



En cuanto al oro, recordemos que, de acuerdo con la historia, en todas las ocasiones en que la Serie se ha efectuado en ese país, los cubanos y los panameños han terminado discutiendo la final, pero Cuba se ha llevado siempre la corona.

Así que, si la tradición se impone -y no la condición actual de nuestro deporte nacional-, brillará en la vitrina ese dorado metal que tan raro se está volviendo en nuestro béisbol.



_____________________________



If you would like to sign your translation, add your name to the others (if any) in the box below. Please make sure it says: "Translated by:" in front of the names

Check this box if you want other people to HELP FINISH this translation, or SOLVE PROBLEMS in it.

  Type what you see in the image (without spaces) 

Spanish post from 14yMedio by 14yMedio