Translate a Post

No translation yet

Show Translating Help Box

Spanish post from Mermelada by Fernando Dámaso

Una triste reslidad



El fútbol es el deporte más popular a nivel mundial y el que arrastra mayor cantidad de fanáticos. Este fenómeno también se produce en Cuba, donde ha ido desplazando, en cantidad de adeptos, al béisbol, considerado el deporte nacional. El fútbol o balompié, como se denominaba antes aquí, tiene más de cien años de presencia en Cuba. Sin embargo, es de un tiempo para acá que disfruta de gran popularidad, debido principalmente a la amplia cobertura mediática que le han dado la televisión y la radio nacionales, incluyendo la transmisión en vivo de muchos partidos de las diferentes Ligas, y hasta su retransmisión. Ahora, con Rusia 2018, se transmiten diariamente en vivo todos los juegos del Mundial y, después de finalizados, se retransmiten completos.



A pesar de esto, a la mayoría de los fanáticos cubanos no les interesa el fútbol nacional, que es bastante mediocre, no clasifica a ningún evento importante y carece de figuras, sino el fútbol internacional de los distintos clubes y de sus futbolistas. Por eso siguen las jugadas de Cristiano Ronaldo, Lionel Messi, Gerard Piqué, Sergio Ramos, Andrés Iniesta, Luka Modric, Neymar, Marcelo, Tony Kross, Harry Kane, Lewandowski y otros, y visten las camisetas de los clubes en que militan, sean el Real Madrid, el Barcelona, el Liverpool, el Bayern, el Atlético y demás.



En este contexto, el béisbol, en franca decadencia, sin masividad real en la base (los niños y jóvenes carecen de terrenos y de equipamiento para su práctica) y dirigido por una Comisión Nacional anquilosada y errática, ajena a los avances del béisbol internacional, está condenado al fracaso.



El único aliciente para sus fanáticos, así como la única posibilidad de disfrutar de buen béisbol, lo constituyen los juegos de las Grandes Ligas de los Estados Unidos y de otras Ligas, principalmente de Japón y Corea del Sur, que se transmiten diferidos los miércoles, viernes y domingos, en horario nocturno, por el canal deportivo cubano. Ahora, para mayor desgracia, debido a la retransmisión del fútbol, han sido suprimidos y, es de esperar, que la situación se prolongue con la transmisión a partir del día 18 de los Juegos de Barranquilla, Colombia. O sea, para los fanáticos del béisbol, el horizonte se presenta gris con pespuntes negros.



Nadie entiende por qué la Televisión Cubana no puede combinar la transmisión de ambos deportes, lo cual sería de gran ayuda al “rescate” del béisbol para que, sin afectar el interés por el fútbol, continúe siendo el deporte nacional. En definitiva, en estas Ligas juegan importantes peloteros cubanos, quienes han triunfado en el béisbol de verdad y no en la parodia de por acá.



If you would like to sign your translation, add your name to the others (if any) in the box below. Please make sure it says: "Translated by:" in front of the names

Check this box if you want other people to HELP FINISH this translation, or SOLVE PROBLEMS in it.

  Type what you see in the image (without spaces) 

Spanish post from Mermelada by Fernando Dámaso