Translate a Post

pas de traduction pour le moment

Show Translating Help Box

Spanish post from El Blog de Jeronimo by Lilianne Ruíz

DD HH. Articulo 26.3



?????????????



Debo explicarle a mi hija que acaso fue en tiempos de Erasmo de Rotterdam, que se haya hablado de civilidad por primera vez. Y que “cívica” o conducta cívica se refiere justamente al proyecto de superación de la violencia, mediante las leyes y costumbres civilizadas.



Olivia tiene 9 años y está en quinto grado, por lo que según la educación pública cubana debería examinarse en una nueva asignatura: “Educación Cívica”.



Para ilustrar de qué va mi post pongo a continuación una imagen de las páginas del libro de texto de dicha clase.



?????????????



Me horroriza la idea de que mi hija sustituya a través de las páginas de su libro de texto escolar siglos de desarrollo intelectual acerca de la libertad civil.



Mi deseo es que vaya familiarizándose y despertando su conciencia, por poner un ejemplo, con contenidos similares al del ensayo Sobre la Libertad, de John Stuart Mill, (un libro muy raro de encontrar en Cuba, inexistente en bibliotecas públicas. A mí me lo ha prestado Martha Beatriz Roque, maestra de liberales en Cuba). Isaiah Berlin ha dicho de ese ensayo que es “la exposición más clara del punto de vista de aquellos que desean una sociedad abierta y tolerante”. Dice también que el atractivo de On Liberty radica en el hecho de que Mill “está diciendo algo verdadero e importante acerca de algunas de las características y aspiraciones más fundamentales de los seres humanos”.



Las lecciones de Educación Cívica de quinto grado (hasta el título de la asignatura es un ejemplo del doble lenguaje de la propaganda del poder en Cuba), causan un desastre de enormes proporciones que atraviesa toda la sociedad cubana: el problema de la sumisión voluntaria. Como ha señalado Dagoberto Valdés, la sumisión produce un daño antropológico en apariencia irremediable.



Entre otros aspectos, lo que enseñan esas páginas es la lógica de vencedores y vencidos. Ellos, la Revolución, han vencido en una guerra del pasado -siguiendo esa lógica-contra el capitalismo y el imperialismo… Y obviamente contra nosotros, el resto de los cubanos, ya que ¿cómo puede interpretarse sino el hecho de que no se nos reconozcan derechos políticos y civiles? Y de que la Sociedad Civil sea justamente la comunidad disidente que sufre persecución, pero que aspira a convertirse en un espacio para la diversidad intelectual, la complejidad, la cultura de la libertad, como oponente natural del despotismo político.



Pondré un ejemplo, toda esta mañana del 7 de octubre en la zona de los alrededores de la calle Lombillo, por donde vivo, se escuchan a través de altavoces las canciones de distintos apologetas de la violencia revolucionaria, qué otra cosa es un Silvio Rodríguez & Ca. Ya resultan hasta patéticos. Entre las canciones que a semejanza de un campamento nazi son trasmitidas al aire libre se escuchó una tonada de Justo Vega. Y yo no pude evitar un escalofrío, porque detrás de esa lírica se esconde una violencia ilimitada por sí misma.



Solo gracias a la Comunidad Internacional, los contextos políticos y económicos, y sobre todo los actores de la disidencia interna con la resistencia de tantos años, se le ha marcado límites a esa violencia, (presente en el modelo político, económico y social mucho antes de manifestarse en los hechos de represión). Si no fuera por dichos muros de contención, la densidad del infierno cubano sería mucho mayor.



Según el modelo de la soberanía, que es ajeno al lenguaje de la política y los derechos humanos, el Estado invoca el derecho, obtenido por la fuerza, de educar a las nuevas generaciones en los valores propios de su incultura: el socialismo totalitario. Y cito a continuación una definición de dicho régimen político y económico que se ajusta a la experiencia de subdesarrollo que es el pan de cada día en la isla: “una especie de laberinto hecho de controles, miedo, represión, autocensura, que penetra en la mente de los ciudadanos y los induce a la sumisión”.



La educación forma parte del sistema de asistencia social estatal, que en las sociedades libres está reservado a los llamados pobres (nunca serán más pobres que los cubanos), pero que en Cuba abarca a todos. En efecto, todos somos muy pobres y nuestras elecciones se han reducido al máximo. Así que, sigo con esa lógica, la sociedad estaría en “deuda de gratitud” con sus tiranos. Por eso, la coacción además de ser un medio pasa a convertirse en un fin, en un objeto de culto, gracias al desmesurado esfuerzo de pedagogos e intelectuales oficialistas. En todo caso, ese es el sentido último de esas páginas del libro de texto, rendir culto a la fuerza dominante por la presunta justificación del hábito de la incivilidad.



Como madre, tengo el derecho inalienable de elegir los valores en los que quiero educar a mi hija: la libertad individual y la responsabilidad de su propio destino. Intento explicarle a mi hija que hace mucho tiempo la humanidad superó la lógica de vencidos y vencedores, que pasó de la lógica de la guerra a la lógica de la política; a la democracia. Algún día le enseñaré también que el pensamiento liberal se basa en el principio irrenunciable del respeto de la libertad individual y los derechos humanos, cuya consecuencia ha sido el desarrollo y también la riqueza, que es dable desear.



Le enseñaré también, con el único objetivo de preservarla contra las fuerzas destructivas que prefieren la seguridad de una jaula social a la incertidumbre de la libertad, que es preferible ser pobre en un sistema de libertad porque será posible cambiar ese estado; en lugar de alcanzar la prosperidad en las condiciones políticas actuales de Cuba, porque cuando falta la libertad es como si faltara la luz del Sol y, en ese estado, la sordidez y la miseria de la vida se hacen patentes.



La libertad es como el amor, un principio inseparable de nuestra dignidad, al que no se puede renunciar sin padecer el infierno en la tierra.



Si vous souhaitez signer votre traduction, ajoute

Cochez si vous voulez que les gens pour aider á la traduction ou la révision de votre

  Tapez ce que vous voyez dans l'image (sans espaces) 

Spanish post from El Blog de Jeronimo by Lilianne Ruíz