Translate a Post

Show Translating Help Box

Spanish post from El Blog de Jeronimo by Lilianne Ruíz

Dia Mundial de los Derechos Humanos en Cuba



A Camilo Ernesto Olivera, integrante del equipo de trabajo de Estado de SATS, empezaron por detenerlo cuando salía de su casa el pasado 7 de diciembre. Lo más alarmante es cómo están ocurriendo esas cosas en Cuba: se pasa de un momento a otro a un estado de total indefensión ante las fuerzas represivas. Siempre me acuerdo de Orlando Luis Pardo cuando me decía que con los secuestradores no se habla porque si la orden superior fuera llevarte al bosque de la Habana y darte un tiro en la nuca, ninguna palabra iba a conseguir persuadirlos de lo contrario.



El hecho es que a Camilo, después de cachearlo tirándolo contra el carro policial, lo metieron en la perseguidora sin más explicación. Conducían dando vueltas por La Lisa, hasta que un sujeto en una moto Suzuki se les acercó. Sin quitarse el casco miró a Camilo y le dijo a los policías: A este lo llevan pá Melena del Sur. ¿Y qué podía hacer en su favor Camilo? Esas personas representan la ley, aunque que sea ilegítima. Oponer resistencia, intentar huir, todo eso lo único que conseguiría es complicar más las cosas. Así que absolutamente pasivo ante su propio secuestro “legal” se vio a si mismo siendo conducido en un viaje interprovincial sin saber cómo terminaría. Tampoco se le permitió llamar a su familia, por más que eso esté escrito en la ley cubana actual entre los derechos de los detenidos.



Lo dejaron todo el día en un calabozo; como a la 7 de la tarde lo sacaron de ahí para liberarlo. A esa hora Camilo, que originalmente iba a ver a Ailer Mena para ultimar los detalles del evento del 10 y 11 de diciembre en SATS, tuvo que buscar algún carro de alquiler hasta La Habana. Él mismo me dijo que menos mal que nunca le han “confiscado” el dinero, porque se sabe de gente a la que si le han robado todo lo que tenía en los bolsillos.



Para asegurarse de estar presente el día 10, tuvo que refugiarse en la casa de Rodiles desde el día 8. Ya hemos visto los videos y las fotos del enorme acto de repudio disfrazado de “actividad cultural” que la policía política montó frente a Estado de SATS el 10 y el 11 de diciembre. Llevaron niños de primaria, secundaria y preuniversitario a hacer pintadas en la calle con los tradicionales insultos comunistas en contra de la Sociedad Civil como “gusanos”, “imperialistas” y cosas por el estilo.





Vimos a Ailer Mena colocarse en medio de la calle, sentada en posición de loto, oponiéndose con belleza a la detención arbitraria de su marido, Rodiles, que había salido a protegerla.



A Rodiles se lo llevaron también cargándolo en peso como hormigas llevando una hoja. A Walfrido le hicieron daño en la nuca porque lo agarraron por esa zona para transportarlo. A mí me inquieta mucho la impunidad con que actúa la policia política en Cuba.



No vamos a dejar de hacer lo que hacemos, porque es una cuestión de identidad. Todos los que conozco que se oponen con su trabajo, su opinión o su protesta, hacen lo mismo: ser.



Ser, y eso por si mismo se manifiesta contra cualquier forma de opresión, llámese política, religiosa, ideológica o del poder que sea. Pero yo pienso que ésta es de la peor clase porque supone controlar nuestra humanidad, y hacer que la gente escupa sobre ella colocándose solos el sofisticado grillete en el cuello, sí, en el cuello. Por eso, para proteger el mío, solo puedo ser lo que soy, ser quien soy.



Todo aparece en el video de Estado de SATS así que repetirlo es bobería porque una imagen vale más que 1000 palabras. Por eso se le tiraron a la cámara de Kizzie de Omni Zona Franca, como jauría de perros. Pero la cámara no se la pudieron llevar. Todo eso lo llevaron a cabo frente a los niños que habían reunido allí para montar el repudio con apariencia de feria por el día de los derechos humanos. Hay que aguantarse el odio cuando se piensa que el cantante conocido como Arnaldo y su Talismán se prestaron a ir allí a cantar y a gritar las consignas revolucionarias y fundamentalistas. Rodeado todo eso por la policía política. La feria más rara del mundo. Se dice que la próxima semana ese mismo cantante estará en Miami para cantar allá. Son unos puercos.



No solo allí; a las Damas de Blanco también se las llevaron. Mejor dicho, ni siquiera las dejaron llegar a 23 y L, donde habían anunciado que empezaría su marcha por el día mundial de los Derechos Humanos en reclamo por la libertad de los presos políticos cubanos. Para que se tenga una idea: María Cristina Labrada y su esposo Egberto Escobedo -que fue preso político 15 años-, fueron detenidos en la misma esquina de su casa y llevados a la estación Policial de Guanabo.



El domingo anterior habían padecido un secuestro similar saliendo para la Iglesia de santa Rita como todos los domingos, a reunirse con las Damas y caminar por 5ta Avenida. A Cristina la dejaron en un calabozo lleno de mosquitos y ella se acordaba de Martha Beatriz que hace ya casi un mes que está sitiada en su propia casa, unos días más recios que otros, y todo empezó por negarse en todo su derecho a la fumigación con petróleo, que nos imponen en nuestras casas mientras la ciudad se ha vuelto un vertedero. Pero los totalitarios siempre han codiciado nuestra privacidad. Cristina estuvo todo el día en aquella incomodidad y como a las 7 de la tarde también fue liberada con su marido. Pero según me contó, el carro patrullero en que los metieron salió de Guanabo hasta el municipio 10 de Octubre sin luces traseras ni delanteras y ya era de noche. Ella no sabe si para provocar un accidente o para intentar intimidarlos. A todas las Damas les ocurrió algo semejante, incluyendo por supuesto a su líder Berta Soler, que fue detenida con su esposo Ángel Moya, en similares circunstancias.



También en esa zona de 23 y L convocaron a los niños para una feria ese mismo día. Pero fíjense como operan como un mismo cuerpo que mantiene secuestrada la sociedad. Yo no sé si las madres que consintieron en que sus hijos fueran llevados ahí sabían de qué se trataba todo aquello. Yo creo que hablar de chantaje emocional, por el hecho de emplear a los niños como cortina para tapar sus actos de represión, se queda corto. Es un infierno. Cuba está viviendo la caída del Castrismo, y todo indica que éste no quiere morir sin arremeter con violencia calculada pero irracional (que se satisface en sí misma, ciega) en su soberbia. No lograron injertar en nuestra humanidad su raíz maldita.



La libertad y el cambio son más fuertes.



Si vous souhaitez signer votre traduction, ajoute

Cochez si vous voulez que les gens pour aider á la traduction ou la révision de votre

  Tapez ce que vous voyez dans l'image (sans espaces) 

Spanish post from El Blog de Jeronimo by Lilianne Ruíz